2 de mayo de 2019 22:29 PM
Imprimir

Aumenta la producción de vino pero el consumo se estabiliza

La elaboración de vino en el planeta en el 2018 alcanzó un récord. El consumo experimentó un parate debido a la leve reducción en China y Reino Unido. Disminuye el consumo en Sudamérica y es estable en Europa..

El director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Pau Roca, presentó el 11 de abril pasado en la sede de la Organización, en París, los datos sobre la producción vitícola, el consumo de vino y los intercambios internacionales en 2018. Conocer datos estadísticos nos ayudan a repensar la actividad vitícola y diversificar a futuro la producción. Datos para viñateros, bodegueros y exportadores que buscan ser competitivos en un mercado con mucha oferta.

El informe señala puntos claves como:

  • Este nivel excepcional de producción marca una clara diferencia con la elaboración históricamente baja del año pasado.
  • El consumo se estabiliza.
  • Un viñedo mundial de 7,4 millones de hectáreas (ha) en 2018.
  • Una producción que alcanza los 292,3 millones de hectolitros, lo que representa un aumento de 42,5 millones de hectolitros (hl) con respecto a 2017.
  • Un consumo prácticamente estabilizado en 246 millones de hectolitros.
  • Los intercambios mundiales de vino aumentan con 108 millones de hl.
  • Un aumento en valor del 1,2% para alcanzar los 31.300 millones de euros.

LOS VIÑEDOS

La superficie vitícola mundial en 2018 alcanzaría los 7,4 millones de ha. Un nivel casi equivalente al de 2017. Desde 2014, se observa una reducción constante de la superficie de viñedo mundial ocasionada principalmente por la disminución de la superficie vitícola en Turquía, Irán, Estados Unidos y Portugal.

En Europa, la superficie se encontraría en crecimiento en Italia entre 2017 y 2018, en aproximadamente 5.000 ha para alcanzar los 706 mil ha, al contrario de los demás países europeos que muestran una estabilización de las superficies.

En Asia, después de más de 10 años de gran avance, el crecimiento del viñedo chino (875 mil ha) disminuye el ritmo, mientras que el de Turquía (448 mil ha) estabiliza sus dimensiones en 2018. En el continente americano, el viñedo crece sobre todo en México, que alcanza los 34 mil ha.

El viñedo de Sudáfrica sigue reduciéndose lentamente desde 2012, para alcanzar los 125 mil ha en 2018. En Oceanía, el viñedo australiano (145 mil ha) a experimentado una disminución.

PRODUCCIÓN

Tras una producción de 2017 históricamente baja, la producción mundial ha aumentado en 42,5 millones de hl, y se estima en 292,3 millones de hl, cercana al nivel muy elevado de 2004. Italia confirma su lugar de primer productor mundial con 54,8 millones de hl.

En China, los datos disponibles han permitido estimar una producción de 9,3 millones de hl en 2018 (una reducción de 2,3 millones con respecto a 2017).

En el continente americano, se presentan evoluciones más dispares. Estados Unidos registra en 2018, con 23,9 millones de hl, con un aumento de 0,5 millones de hl con respecto a 2017. Argentina, con 14,5 millones de hl, aumenta en 2,7 millones de hl. Chile, por su parte, registra un importante aumento alcanzando los 12,9 millones de hl, en oposición a Brasil, cuya producción ha disminuido en 3,1 millones de hl en 2018.

Sudáfrica ha experimentado una disminución de 1,4 millones de hl por la sequía, y alcanza así los 9,5 millones de hl. En Oceanía, la producción australiana con 12,9 millones de hl permanece estable y Nueva Zelanda con 3 millones de hl.

CONSUMO E INTERCAMBIO

El consumo mundial de vino parecería marcar una pausa en su avance, influenciado principalmente por una reducción del consumo en China y Reino Unido. Estados Unidos sigue siendo el primer consumidor mundial desde 2011 y alcanzaría los 33 millones de hl.

En América del Sur se observa un ligero retroceso, salvo en Brasil, donde el consumo permaneció casi estable y se estableció en 3,6 millones de hl. En Europa, el consumo de vino se estabilizó en la mayoría de los países, con excepción de España (en aumento por tercer año consecutivo, con 10,7 millones de hl).

En China, el consumo calculado se reduciría en un 6,6% con respecto a 2017, y alcanzaría los 18 millones de hl.

Sudáfrica registra también una ligera reducción para alcanzar los 4,3 millones de hl. En cambio, en Oceanía, Australia aumenta en un 6,1% con respecto a 2017 y alcanza los 6,3 millones de hl. Nueva Zelanda permanece prácticamente estable en 0,9 millones de hl.

Los intercambios mundiales de vino en 2018 se encuentran en ligero aumento con 108 millones de hl y aumentarían también en valor en un 1,2% para alcanzar los 31.300 millones de euros.

España sigue siendo el primer exportador en volumen con el 19,4% del mercado mundial. Francia sigue siendo el primer exportador mundial en valor, con 9. 300 millones de euros.

Los vinos embotellados representan el 70% del valor total de los vinos exportados en 2018. Por lo que respecta al valor, los vinos espumosos representan el 20% del mercado internacional (aunque solo constituyen el 9% del volumen total exportado).

En 2018, las exportaciones a granel se han reducido en volumen (-5%) pero han aumentado en valor (+3,8%).

Los cinco primeros países importadores Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Chinare presentan más de la mitad de las importaciones totales.

HEMISFERIO SUR

Los primeros datos sobre la cosecha de 2019 muestran una reducción en cosecha en Argentina, Brasil y Chile. En Australia, las altas temperaturas registradas en verano habrían impactado la cosecha y Sudáfrica estaría todavía muy afectada por la sequía. El único país que tendría una cosecha en alza con respecto al año anterior sería Nueva Zelanda

Fuente:

Publicidad