3 de mayo de 2019 12:34 PM
Imprimir

Qué revelan los indicadores de los farmers de EE.UU.: ¿están en crisis?

La deuda de los farmers sobre el ingreso aumentó al 6,5%, lejos del 13% de 1984.

Si bien la caída de precios de las commodities, el cierre de mercados por la guerra de tarifas con China y al aumento de las tasas de interés impactan en la rentabilidad de los farmers norteamericanos, pareciera exagerado que los medios de Estados Unidos hablen de una crisis similar a la de los ochenta como hubo en esa oportunidad.

A pesar que el porcentaje de deuda respecto al ingreso de los farmers aumentó al 6,5% (versus el 2% durante el pico de precios en los 2000), está lejos del 13% en 1984.

Además, si bien desde los ochenta el número de farmers se mantiene estable en unos 2 millones, el año pasado 498 farmers recurrieron a la convocatoria de acreedores, versus 5788 en 1987.

Por otro lado, aunque la tasa de interés (el Fed Funds Rate) aumentó al 2,5% anual, está lejos de los 14/15% de 1980. En tanto, los niveles actuales de mora en los préstamos para capital de trabajo son del 1,66%, lejos también del 7% de 1987.

Pareciera entonces que el despliegue mediático es parte del lobby rural buscando mayores subsidios como moneda de cambio para las próximas elecciones presidenciales.

En la Argentina seguimos cautivos de nuestra propia impericia. Por un lado, la paradoja de un Gobierno que se jacta de brindar con los líderes mundiales, mientras que con la otra mano no solo asfixia a la gallina de los huevos de oro, sino que, además, cambia las reglas de juego a medio camino.

Por otro lado, resulta ya crónica nuestra incapacidad de articular un lobby con verdadero peso político como sucede en Brasil o Australia, hasta la ridiculez de ver cómo los sindicalistas ostentan mayor poder que los dirigentes rurales. Albert Einstein decía “no pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”.

El autor es socio de Grupo Agrarius (www.grupoagrarius.com)

Por: Fernando Aftalion (H)
Fuente:

Publicidad