3 de mayo de 2019 12:46 PM
Imprimir

El valor de la soja cayó por quinta rueda consecutiva en la Bolsa de Chicago

Cerró con un precio de US$305,16, el más bajo desde el 19 de septiembre de 2018.

La soja sumó ayer la quinta rueda bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago, donde el peso de las existencias estadounidenses récord y un mal dato sobre las exportaciones semanales fueron suficientes razones para que los fondos de inversión extendieran la liquidación de contratos e incrementaran su posición vendida en el mercado de la oleaginosa.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron quitas de US$3,30 y de 3,12 sobre las posiciones mayo y julio de la soja, cuyos ajustes resultaron de 305,16 y de 309,84 dólares por tonelada. El antecedente más bajo al valor actual es de 304,98 dólares, del 19 de septiembre último.

En su reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses, ayer el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) relevó ventas de poroto de soja por 313.400 toneladas, por debajo de las 596.300 toneladas del informe anterior y del rango calculado por los operadores, de entre 400.000 y 800.000 toneladas. El organismo dijo que el volumen semanal vendido quedó un “61% abajo del promedio de las últimas cuatro semanas”. Entonces, si la misión es achicar las existencias para llegar al cierre del ciclo 2018/2019 con un volumen menor a los 24,37 millones de toneladas previstos actualmente, el plan no está funcionando.

Como agravante al cuadro actual de sobreoferta se suma el tiempo húmedo sobre buena parte del medio oeste de Estados Unidos, que está demorando la siembra de maíz. Entre los operadores va creciendo el consenso en cuanto a que la soja recibirá un buen número de hectáreas que no logrará ser implantado con el cereal, cuya ventana de siembra es más acotada que la de la oleaginosa.

De esa forma, las previsiones del USDA, de un crecimiento del área con maíz, de 36,06 a 37,55 millones de hectáreas, y de una caída de la superficie con soja, de 36,10 a 34,24 millones, devienen en abstracto, sobre todo si se cumplen los pronósticos que para los próximos 8 a 14 días auguran temperaturas inferiores a las usuales y lluvias mayores a los promedios sobre las zonas agrícolas estadounidenses.

Y mientras la soja estadounidense sigue en su laberinto, del que no logra salir desde el inicio de la guerra comercial con China, en marzo de 2018, ayer la Secretaría de Comercio de Brasil informó que las exportaciones de soja brasileña sumaron 10,05 millones de toneladas en abril, por encima de los 9,09 millones de marzo y cerca de los 10,26 millones de igual mes de 2018.

En la plaza local el balance fue negativo para la soja. Las ofertas para el Gran Rosario cayeron de 210 a 205 dólares por tonelada o su equivalente en pesos, de 9230 a 9143. Este valor quedó lejos del FAS teórico de $10.018 calculado por la Secretaría de Agroindustria de la Nación y de la capacidad de pago de la industria aceitera, ponderada en $9854 por la Bolsa de Comercio de Rosario.

Una semana atrás, el valor propuesto por la demanda fue de 10.000 pesos por tonelada de soja, entonces, la paridad peso/dólar era de 44,70, ayer, de 44,60.

Por: Dante Rofi
Fuente:

Publicidad