4 de mayo de 2019 12:36 PM
Imprimir

Perú : ‘Industria automotriz se opone a ampliar mezcla de biodiesel’

Palmiculroes dicen que aumentando biodiesel mejoraría la calidad del aire en Bogotá y Medellín.

Una dura crítica al Gobierno nacional y a un sector de la industria automotriz hizo el gremio de productores de palma de aceite por no permitir ampliar la mezcla de biodiesel, que está afectando su producción y evitando que se mejore la calidad del aire en ciudades como Bogotá y Medellín.

El presidente de la Fedepalma, Jens Mesa Dishinton, expresó que “el Gobierno nacional nos han hecho daño con la política de biocombustibles”, que inició en Colombia en la primera década de este siglo con etanol de la caña de azúcar y biodiesel del aceite de palma.

En biodiesel va a la mitad de lo que se planeó, que era una mezcla de 20 por ciento, y hoy día está en 10 por ciento, y “lo grave es que los agricultores hicimos nuestra tarea sembrando, pero el mercado esperado para esa producción no ha evolucionado desde la misma manera”, dijo Mesa en un encuentro con los palmicultores del Meta en Villavicencio.

Lo anterior, se agravó porque el Ministerio de Minas y Energía, en su política de fijación de precios, “ha cometido arbitrariedades que han terminado afectando la comercialización del aceite de palma y por ende de la fruta, situación que se originó desde el gobierno de Juan Manuel Santos”, dijo el presidente de Fedepalma.

Hay muchos intereses, agregó, de otros sectores como los fabricantes de casas automotoras que recomiendan utilizar en Colombia hasta el siete por ciento del combustible, mientras en varios estados de Estados Unidos hay mezcla del 20 por ciento, “de manera que acá nos quieren mantener con las tecnologías menos favorables”, dijo.

Aseguró que en este momento la industria de la palmicultura está trabajando con este gobierno para tener un paquete que permita estabilizar el sector palmero y esperan pronto migrar a una mezcla de 15 por ciento y luego al 20, que tendría impactos importantes en la calidad del aire en Bogotá y Medellín, que han estado expuestas a un pico y placa ambiental.

Con relación a los señalamientos que hacen en el Guaviare en el sentido de que están tumbando selva para cultivar palma de aceite, Mesa aseguró que su gremio no tienen información en ese sentido y tampoco hay una ninguna razón para hacerlo por cuanto los agricultores en Colombia tienen más de 23 millones de hectáreas para sembrar.

Añadió que esos son actos que el gremio repudia porque tiene el compromiso de cero deforestación y en ese sentido las autoridades tienen que trabajar con toda la rigurosidad para evitar que eso ocurra. Y agregó que la deforestación es una acción producto de actividades ilícitas como narcotráfico, cultivos de coca, minería ilegal y de acaparamiento de tierras, pero no se debe asociar a los sectores productivos.

El encuentro  se cumplió en Villavicencio pues el Meta es el principal departamento palmero del país con 153.883 hectáreas sembradas en 2018, aumentando la producción el 11,1 por ciento, con respecto al 2017, y con una participación del producto interno bruto del sector agropecuario del departamento, en 2017, 34,9 por ciento.

NELSON ARDILA ARIAS
Corresponsal de EL TIEMPO

Fuente:

Publicidad