5 de mayo de 2019 02:07 AM
Imprimir

Mercado chino: en qué condiciones se encuentra Argentina para exportar carne de cerdo

El protocolo sanitario se firmó en la última vista de Etchevehere a ese país y ya se habilitaron tres frigoríficos para exportación. Referentes del sector ven una gran oportunidad pero son “cautos”.

Producción. En marzo se produjeron 50.110 toneladas. La variación interanual para el primer trimestre arrojó un resultado positivo de 5% con respecto al mismo periodo de 2018.

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, anunció la apertura del mercado chino para la carne de cerdo argentina, que se concretó en el marco de la misión oficial que llevó adelante en en el gigante asiático el titular de la cartera agroindustrial nacional, Luis Miguel Etchevehere.

También se concretó la habilitación de las primeras tres plantas frigoríficas exportadoras de carne de cerdo: La Pompeya, Campo Austral y Paladini, además del visto bueno por parte de la Aduana China de otros 22 establecimientos exportadores de carne bovina y aviar, lo cual contribuirá significativamente a incrementar las exportaciones de productos cárnicos

La apertura se da en el marco una epidemia de peste porcina africana presente en China, por la cual se a sacrificarían entre 150 y 200 millones de animales.

 

Entusiasmo y cautela

Desde Agroindustria, consideran que “representa una oportunidad única para los productores porcinos locales, que ven en China una ventana de crecimiento ya que dicho país es uno de los principales consumidores e importadores del mundo”. Este análisis es compartido por Guillermo Proietto, Gerente de ArgenPork, el primer consorcio exportador de carne de cerdo de la Argentina. En diálogo con LT10, expresó que por la magnitud del mercado chino “se va a dar un fuerte desarrollo de las exportaciones de carne de cerdo en la argentina y se agrandarán las granjas” y aseguró que hoy por hoy se faenan 7 millones de cerdos en el país.

Por otra parte, Marcos Diankoff de Apporsafe (Asociación de Productores Porcinos de Santa Fe), consideró que si bien el mercado chino es una muy buena oportunidad, como sector son “cautos” porque los productores vienen “muy golpeados” desde el año pasado. “Esta suba del producto nuestro que es el capón nos va a favorecer, pero es muy grande la mochila financiera que sufre el sector” y agregó: “nos encontramos justo en una etapa de desmotivación de la inversión, y aunque el precio hoy nos favorece el momento de la inversión ya pasó y hoy llegás tarde”.

 

Cerdos argentinos en cifras

Según datos de Agroindustria, la faena de porcinos en la Argentina alcanzó en marzo de este año las 560.639 cabezas. Si se considera el trimestre enero-marzo y se lo compara con igual período del año anterior, la variación ha sido de un 3% superior. En los tres primeros meses del año se faenaron 1.640.399 cabezas.

En lo que respecta a la producción, en marzo de este año se produjeron 50.110 toneladas. La variación interanual para el primer trimestre arrojó un resultado positivo de 5% con respecto al mismo periodo de 2018 alcanzando las 148.390 tn.

Asimismo, el consumo per cápita aumentó un 3,8%, en comparación con el primer bimestre del 2018 y llegó a los 14,07 kg/hab/año.

Cabe destacar que para el primer bimestre de este año, las exportaciones del complejo exportador porcino aumentaron un 41% respeto al mismo bimestre de 2018. Por último, entre 2015 y 2018, la exportación de carne porcina creció en la Argentina un 555%.

 

Largando de atrás

Un informe publicado por Rabobank indicó que este año se espera una reducción de 25% a 35% de la producción de carne porcina en China debido al impacto de la fiebre porcina africana, una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa con capacidad para liquidar hasta el 100% de los planteles de cerdos afectados en unos pocos días, indicó esta semana el sitio valorsoja.com.

La cuestión es que ese hecho inesperado se presenta cuando en Japón, según proyecciones del USDA, este año se prevé una importación de carne porcina de 1,52 millones de toneladas peso carcasa (versus 1,48 millones en 2018) y en México de 1,23 millones de toneladas (1,18 millones).

Frente a la posibilidad de que China deba realizar importaciones masivas de carne porcina para asegurar el abastecimiento interno del producto básico, en estos días se está iniciando una suerte de carrera entre los principales exportadores mundiales para aprovechar esa oportunidad.

El líder mundial en el ranking de exportación de carne de cerdo es la Unión Europa con ventas por 2,93 millones de toneladas peso carcasa en 2018, seguido por EE.UU. (2,66 millones), Canadá (1,33 millones), Brasil (730.000 toneladas) y Chile (200.000 toneladas). Argentina el año pasado exportó, según datos de Senasa, 8.638 toneladas; de las cuales sólo 2.287 correspondieron a carnes frescas, casi totalmente a Rusia (2.107 toneladas).

Arrastre del ternero

Para el analista del sector cárnico Víctor Tonelli, el problema sanitario chino con su producción porcina va a exacerbar la demanda de carne a nivel mundial. “Hay que prepararse: sanitariamente para evitar que la enfermedad llegue y para abastecer un mercado a mejores precios”, dijo al programa Mañanas de Campo, que conduce Carlos Bodanza en Bahía Blanca.

Explicó que si bien hace 9 meses que se desató el problema, recién ahora se ve la magnitud en el mercado: “en pocas semanas va a impactar en el precio de la materia prima”, anticipó. También consdieró que el incremento de las existencias de maíz justifican e incentivan que el productor tienda a transformar el grano “antes que regalarlo”. Incluso en carne vacuna. Y esto, a su entender, anticipa una mayor demanda de terneros y la consecuente firmeza de ese mercado. “Quien tenga ternero para vender que lo aguante; y el que tenga que comprar que no se demore”, sugirió.

Fuente:

Publicidad