6 de mayo de 2019 13:49 PM
Imprimir

La yerbatera Rosamonte comenzó a pagar por el uso del agua subterránea que realiza su industria

CompartiremailFacebookTwitterRosamonte, una de las empresas más emblemáticas de Misiones, se sumó a la cada vez más larga lista de firmas que valorizan económicamente el agua subterránea utilizada para producir, en este caso, una de las marcas de yerba más exitosas del mercado. Fundada en 1936 por Don Demetrio Hreñuk, esta empresa creció exponencialmente a partir […]

Rosamonte, una de las empresas más emblemáticas de Misiones, se sumó a la cada vez más larga lista de firmas que valorizan económicamente el agua subterránea utilizada para producir, en este caso, una de las marcas de yerba más exitosas del mercado.

Fundada en 1936 por Don Demetrio Hreñuk, esta empresa creció exponencialmente a partir del impulso del recordado Ramón “Nene” Hreñuk, uno de los emprendedores más extraordinarios que dio la provincia y que dejó una huella imborrable en esta región, por su decidido aporte al progreso económico y al deporte.

Gracias a ese empuje, con el tiempo Rosamonte se consolidó como la yerbatera más exitosa de Misiones y amplió sus actividades al té, la acuicultura, la ganadería, la forestación y frigoríficos.

La incorporación de Rosamonte a las empresas que valorizan económicamente el agua en Misiones constituye un paso muy importante en la política del  Estado misionero, que comenzó en el año 2014, cuando las primeras empresas empezaron a pagar por la captación y uso del agua que extraen, mediante perforaciones y/o tomas directas,  de napas subterráneas o  arroyos y/o ríos para producir pasta celulósica, como Arauco Argentina y Papel Misionero/Arcor.

La empresa estatal Aguas Misioneras S.E – que por la ley I-Nº 149 tiene a su cargo el aprovechamiento lucrativo de las aguas de dominio provincial – lleva adelante esta política a través de un arduo proceso de información, concientización y diálogo con las empresas.

Todo un desafío, ya que Misiones lleva adelante una política que hasta ahora sólo se había practicado en provincias áridas, donde el agua escasea y existe una extendida concientización sobre el valor del recurso vital para la producción y la economía.

Los resultados de esta política son cada vez más contundentes: más empresas se suman y apoyan la valorización económica del agua utilizada en todo tipo de procesos productivos y/o servicios, así como comercial. No es otra cosa que comenzar a valorizar económicamente el principal  recurso natural perteneciente a la provincia para, a su vez, lograr cuantificar su uso y racionalizarlo en miras a las futuras generaciones.

Es importante destacar que lo que las firmas abonan cada mes está relacionado con su nivel de captación, y no constituye en ningún caso un sobrecosto que pueda afectar la competitividad de una empresa. Es por eso que, aún a pesar de las dificultades económicas que atraviesa la Argentina, estos últimos dos años hubo un número record de compañías que empezaron a pagar por el agua.

Pero además, Aguas Misioneras S.E se encuentra trabajando fuertemente en la sistematización de los datos de las Captaciones Hídricas Económicas de Misiones, los que se alojarán en una plataforma Web que registra las captaciones de los recursos hídricos de nuestra provincia, realizadas por el sector económico como bien en sí mismo y como insumo fundamental de sus procesos industriales.

 

Fuente: Aguas Misioneras SE

Fuente:

Publicidad