6 de mayo de 2019 01:23 AM
Imprimir

Colombia : La situación de la fiebre aftosa ante la Cosalfa

La situación de la ganadería bovina colombiana con un estatus sanitario de libre de fiebre aftosa suspendido y mercados de exportación cerrados, fue expuesto por Fedegán, en el marco de la 46 Reunión Ordinaria de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa (COSALFA).

Ante las entidades rectoras sobre el control de dicha enfermedad y los representantes del hemisferio, el dirigente expuso la eficiencia del modelo público privado en la erradicación de la fiebre aftosa.

 

A lo largo de 21 años que Fedegán administró el Fondo Nacional del Ganado – FNG, logró realizar 36 Ciclos de Vacunación y aplicar 705 millones 894 mil 092 dosis de la vacuna contra la aftosa”, aseguró José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán.

 

Fue una labor en la que se aportaron recursos por USD 313 millones a los ganaderos de todo el territorio colombiano.

 

“Además fue un esquema que contó con procesos certificados con las normas ISO 9008 por parte de la firma Bureau Veritas, organismo de reconocida trascendencia nacional e internacional”, aseguró.

 

Fue un esfuerzo realizado entre los años 1994 y 2015 en el que se logró liberar al país de la fiebre aftosa, y de igual manera, se obtuvo certificación de libre de aftosa con vacunación por parte de la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE.

 

El impacto

 

Incluso en el marco de la 13 reunión de la Comisión Hemisférica para la Erradicación de la Fiebre Aftosa, COHEFA, hice saber a los asistentes que el país se encontraba en riesgo por cuenta de las decisiones que había tomado el Ministerio de Agricultura de Colombia, al culminar con el modelo público privado”, reiteró Lafaurie Rivera.

 

“En Cosalfa hice énfasis en las consecuencias que ocasionó la ruptura del mencionado modelo, e igualmente, cómo al pasar el control de la fiebre aftosa al Ministerio de Agricultura, se registraron brotes de la mencionada enfermedad durante 2017 y 2018 en varias zonas de Colombia”.

Al poner fin a dicho modelo, echó al traste el trabajo realizado durante 21 años y produjo la suspensión del estatus sanitario.

 

“Asimismo ocasionó una crisis en la ganadería y un impacto económico de gran proporción, pues solo en la zona de contención sanitaria que contempló 238 municipios de los departamentos de Arauca, Casanare, Boyacá y Cundinamarca, se dejaron de negociar más de $320 mil millones”, dijo.

 

Adicionalmente se ocasionó el cierre de los mercados internacionales de exportación a Chile, Rusia y países del Medio Oriente.

 

El modelo público privado fue reactivado nuevamente en cabeza de Fedegán el pasado 4 de enero de 2019 y desde entonces no se registran brotes de aftosa en Colombia”.

 

Esta alianza administrada por Fedegán realizó una revacunación entre enero y febrero en las zonas de riesgo de aftosa cercana a 6 millones de bovinos –en los departamentos de Cesar, La Guajira, Norte de Santander, Arauca, Vichada, Cundinamarca y Boyacá–.

 

Ahora se prepara para adelantar el primer ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa que iniciará el próximo 13 de mayo en todo el país.

 

“Este proceso ha generado confianza en los mercados internacionales y algunos como el Líbano se logró reactivar, pero los demás continúan cerrados por tener la certificación suspendida”, remató Lafaurie Rivera.

Fuente:

Publicidad