10 de mayo de 2019 11:43 AM
Imprimir

El negocio detrás de un gran filete

U.S. MEAT, Empacadora San Francisco y Los Manes de la Parrilla

A un buen filete nadie se le niega. Sobre todo cuando éste se forja desde las brasas de una parrilla, en ese proceso al que llamamos “asado”, que es quizá la técnica de cocción más antigua en la historia del ser humano. 

Historiadores refieren que ese método se remonta a la época prehistórica, cuando por alguna casualidad, nuestros antepasados descubrieron que un trozo de carne obtenía un sabor especial al ser acompañado por el calor del fuego. De tal manera, el asado se volvió parte importante de nuestra esencia desde aquellos días.

Hay quienes lo han apropiado como un arte, e incluso, han hecho de esta clásica tradición toda una industria. En México, particularmente en la región norte, existe gran afición por las parrilladas, pero en el centro del país se está orientando esa pasión a un nuevo giro: hacer negocios.

U.S. MEAT, Empacadora San Francisco y Los Manes de la Parrilla han constituido una sinergia para promover el consumo de carnes a la parrilla a través de talleres, campañas y concursos gastronómicos creados para “ofrecer experiencias de sabor alrededor del carbón”.

Las tres empresas se aliaron hace tres años para promover la cultura del asado en Aguascalientes generando conexiones entre emprendedores, empresarios y toda persona que quiera intercambiar ideas en un ambiente tan relajado y delicioso como el de las parrilladas.

Este tipo de networking ha sido probado por empresas de distintos ramos, las cuales han visto resultados positivos en su cultura laboral al encontrar en él un espacio recreativo para salir de la rutina por un instante.

Los “tres ingredientes” de este exitoso modelo comparten cómo sus filosofías se convirtieron en una sola para innovar en el mundo parrillero con experiencias únicas.

Proveedor americano con visión mexicana

El primer elemento para lograr un buen asado es contar con un producto de primera calidad. La Federación de Exportación de Carne de Estados Unidos (USMEF), mejor conocida como “U.S. MEAT”, es una asociación compuesta por los mejores productores de carnes rojas americanas, que encontró en Empacadora San Francisco y en Los Manes de la Parrilla dos grandes aliados para traer sus productos al estado.

Sus primeros contactos con Aguascalientes se dieron cuando Empacadora San Francisco lo buscó para utilizar los insumos de sus representados en la producción de chicharrón prensado, chistorra, chorizos, cortes americanos de res y cerdo, entre otros productos.

A través de esa colaboración, tuvo entrada al mercado aguascalentense, donde incorporó una nueva ola de productos cárnicos con certificaciones internacionales, ofreciendo una garantía de sabor y calidad a los consumidores locales. 

Además de enviar productos de calidad, U.S. MEAT también imparte cursos de capacitación para productores y vendedores de carne. Luis Pachuca, consultor de USMEF, ha impartido algunos de estos seminarios en el estado, impulsando la formación de cocineros y parrilleros hidrocálidos de primera.

Gracias a esos esfuerzos, la marca U.S. MEAT se ha posicionado de forma importante a nivel local y nacional, lo que también se ha visto soportado por su colaboración con Empacadora San Francisco y Los Manes de la Parrilla.

“Llevamos varios años colaborando con Empacadora San Francisco y Los Manes de la Parrilla. Hemos encontrado en ellos la llave para llegar a nuevos consumidores de una manera eficiente e innovadora.”

El “toque hidrocálido” que no puede faltar

Una vez que se tiene un gran producto hay que saber insertarlo en el mercado, y esa ha sido la tarea de Empacadora San Francisco. Una empresa hidrocálida que se ha posicionado entre las más importantes de la industria cárnica mexicana gracias a una fórmula clara: vincularse con los mejores productores del mundo. 

La marca aguascalentense produce frituras, embutidos, carnes marinadas, carnes ahumadas y otros productos que son distribuidos en estados como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Jalisco, Guanajuato, Querétaro y Puebla. Estos están compuestos 50 por ciento de proveeduría nacional y 50 por ciento de proveeduría extranjera, en la que U.S. MEAT tiene gran participación.

La colaboración con el organismo norteamericano y con Los Manes de la Parrilla es reflejo de la apuesta que la Empacadora ha tenido por crear alianzas estratégicas. Ha trabajado con instituciones académicas en investigación, desarrollo, ecotecnologías y capacitación. Un claro ejemplo de esto es su colaboración con la Universidad Panamericana campus Aguascalientes, con la cual registraron una patente el año pasado.  

Otra de sus apuestas es seguir acumulando certificaciones de calidad. Recientemente iniciaron el proceso de certificación Tipo Inspección Federal  (TIF), otorgada por el Servicio Nacional de Sanidad, Calidad e Inocuidad Agroalimentaria (SENASICA), una distinción de excelencia por la calidad y salud del producto.

A poco más de 20 años de que diera inicio a sus operaciones, la meta de Empacadora San Francisco es consolidar sus conexiones bajo su lema de “ponerle sabor a la vida”, una frase característica de su modelo de negocios: “Somos una empresa en crecimiento, apasionados por lo que hacemos y dispuestos a adaptarnos a los nuevos modelos”, comenta Jorge Sandoval, director de la compañía.

“No podemos pensar en la Empacadora de Carnes San Francisco sin la colaboración de varios entes. Somos una empresa que construye en sinergia.” 

La innovación que hace único a este asado

Los Manes de la Parrilla se han encargado de romper todo esquema detrás de los asados, convirtiéndolos en escenarios que promueven la camaradería y la integración. Con la calidad de sus productos -provenientes de la U.S. MEAT y la Empacadora San Francisco-, Diego Rivero y Héctor Gutiérrez crearon esta empresa para demostrar que Aguascalientes también tiene parrilleros de primera.

Su concepto se basa en coordinar talleres de preparación en equipos de cinco personas, que compiten entre sí para cocinar el mejor filete. El objetivo, más allá de querer formar expertos parrilleros, busca fomentar la cultura colaborativa, generar networking y conectar la experiencia gastronómica con los negocios.

Diego y Héctor no imaginaban que la idea que surgió hace dos años en una reunión, se convertiría en un concepto de entretenimiento que captó la atención de empresas y aficionados a los asados. “Quisimos traer esta nueva dinámica al centro de la República, ya que en esta parte también tenemos muy buenos parrilleros”, refieren. 

A la fecha, Los Manes han impartido alrededor de 40 eventos parrilleros en el estado; han atendido empresas como Mazda Aguascalientes, Cervecería Moctezuma, Obrador San Pancho y la misma Empacadora San Francisco. También han organizado talleres en eventos deportivos como el Super Bowl y en temporada cuaresmeña con su evento “Mar y Tierra”.

Los Manes de la Parrilla encontraron una gran sinergia con U.S. MEAT y Empacadora San Francisco para posicionarse aceleradamente como un concepto único en el estado. De tal forma, las tres empresas han consolidado una visión compartida que busca generar una experiencia diferente a través del asado: 

“Todos pueden participar, desde quienes no han prendido el carbón ni una vez hasta los que ya tienen algo de experiencia […] Se les enseña a preparar correctamente la parrilla, encontrar el punto preciso de cocción e incluso a cocinar recetas bien elaboradas”, dicen.

“Buscar el término, revisar la temperatura y hasta la forma de servir van muy ligados a crear un negocio, pero trasladado a la cocina.”

¡Saquen las pinzas y la espátula!

Cuando Los Manes, la Empacadora y la U.S. MEAT se juntan es garantía de que habrá un espectáculo sin igual, lo cual ha sido puesto a prueba en la Batalla de Parrilleros, un evento que invita a propios y extraños a disfrutar de un buen asado.

El movimiento fue creado hace un año, cuando Empacadora San Francisco organizó la primer batalla entre algunos de los mejores restaurantes de cortes en la entidad como Hell’s Kitchen, Almacén del Bife, Sonora’s Meat y Messicana, este último, ganador del evento.

Tras tener resultados positivos, el evento motivó a que la comunidad hidrocálida pidiera una batalla en la que no sólo participaran restaurantes, sino también cualquier aficionado a los asados. 

En la Feria Nacional de San Marcos, la oportunidad se dio. Un total de 50 personas se dieron cita en la Isla San Marcos en una nueva batalla patrocinada por diez empresas: Obrador San Pancho, Monsa Habaneros, El Granjero Feliz, Alan de Aguascalientes, Luxus, Central de Aguas, Diario de un Glotón, Forca, María Porfiria y Frutería California. 

 Divididos en diez equipos, los participantes compitieron para preparar tres platillos: Costillas BBQ de tocino, Rib Eye con chimichurri mexicano y Tomahawk con chicharrón prensado. El jurado -conformado por Paul Aguilar Molina (The Bears in the Kitchen) y Karen Rivas Yáñez (Messicana)- evaluó el tiempo de preparación, cocción y el término de la carne, así como el sabor y el emplatado de cada filete.

La batalla fue un espectáculo que puso a prueba los mejores dotes culinarios de los participantes y captó la atención de los miles de visitantes de la Feria; pero sobre todo, fue un escaparate de lo que que mueve a las tres empresas impulsoras de este proyecto: la cultura del asado y el compañerismo. 

“Fue una oportunidad de colocar nuestros productos como el medio para lograr experiencias agradables alrededor del carbón. Las tres empresas tenemos un común denominador: cada una está enfocada en tener la más alta calidad, lo que nos ha permitido generar nuevas alianzas con otras empresas del sector.”

Fuente:

Publicidad