14 de mayo de 2019 01:20 AM
Imprimir

Rodrigo Troncoso: “La mesa equina trabaja en la sanidad e identificación de los caballos y en simplificar las exportaciones”

CompartiremailFacebookTwitterLa industria equina en la Argentina es de gran magnitud, con muchos ejemplares y buenos. No existen cifras oficiales que cuenten todos los caballos por cada rubro, desde los que son para trabajo en el campo hasta los deportivos, pero se estima que deben haber cerca de 2,6 millones. En cuanto a los empleos que […]

La industria equina en la Argentina es de gran magnitud, con muchos ejemplares y buenos. No existen cifras oficiales que cuenten todos los caballos por cada rubro, desde los que son para trabajo en el campo hasta los deportivos, pero se estima que deben haber cerca de 2,6 millones.

En cuanto a los empleos que generan los equinos, no hay estudios certeros, pero algunos que se han realizado últimamente hablan de entre 70 a 100 mil personas. Para tener una dimensión, en la cría de un caballo deportivo de alta competencia participan hasta siete personas en todo el proceso, desde la crianza y puesta a punto, hasta la manutención.

“Muchas personas viven de esta actividad de mucho oficio, que no se puede reemplazar con máquinas. Herradores, sogueros, variadores, etcétare”, contó Rodrigo Troncoso, el subsecretario de Ganadería de La Nación.

En diálogo con Bichos de Campo, el funcionario analizó por dónde pasa la agenda oficial de prioridades de esta actividad agropecuaria. “Hoy los ejes más importantes que se trabajan en la mesa equina son tres: sanidad, identificación y simplificación para exportar”, señaló.

Aquí la entrevista completa con el Subsecretario de Ganadería:

La sanidad es un aspecto fundamental para todos los caballos y en eso se trabaja con Senasa. En cuanto a la identificación de propiedad están trabajando con la implementación de un chip obligatorio. Y el tercer eje de trabajo, se ocupa de simplificar todo el proceso de exportación, certificados sanitarios, cuarentenas, etcétera. También se pretende lograr que para países limítrofes exista un régimen especial más simplificado que obedezca a una visita temporal (por ejemplo, para una competencia) y no necesariamente a una importación o exportación.

Actualmente se exportan cerca de 2600 caballos al año, básicamente de polo y sangre pura de carrera (SPC). Desde Agroindustria pretenden elevar tal número con más facilidades porque es el de exportación resulta un buen negocio. “Es una pata más”, dijo Troncoso.

Fuente:

Publicidad