15 de mayo de 2019 04:21 AM
Imprimir

LA PROHIBICIÓN DE CARNE KOSHER EN EUROPA ES “EXPULSIÓN FORZADA” DE JUDÍOS

Elan Carr, el enviado de Estados Unidos contra el antisemitismo, calificó la legislación en algunos países europeos que limita la matanza ritual de animales y la circuncisión de los niños como una “expulsión forzosa y deshonrosa” de los judíos.

Carr hizo la declaración el lunes en Bélgica durante un discurso que pronunció en Amberes en la Convención General de la Conferencia de Rabinos Europeos. Fue la conferencia más grande de ese grupo rabínico ortodoxo.

Amberes fue seleccionada como el lugar para “darnos la oportunidad de dejar que el gobierno escuche lo que pensamos sobre su prohibición de la shejitá“, dijo el Presidente de la Conferencia Europea de Rabinos Pinjas Goldschmidt a la Agencia Telegráfica Judía, refiriéndose a la producción de carne kosher.

La shejitá fue prohibida en enero en la región flamenca, el estado belga cuya ciudad más grande es Amberes. La región valona de Bélgica tiene previsto implementar una prohibición similar este año.

Para que la carne sea kosher, el animal a partir del cual se produce, debe matarse cuando está consciente. Las comunidades musulmanas tienen requisitos similares para hacer carne halal. En toda Europa occidental, los activistas por el bienestar de los animales y contra la inmigración han avanzado iniciativas para prohibir la matanza sin aturdir.

Se está realizando un esfuerzo similar con respecto a las costumbres judías y musulmanas relacionadas con la circuncisión no médica de los niños, o brit milá en hebreo, aunque no se han aprobado prohibiciones hasta el momento.

En medio del aumento del antisemitismo, Carr dijo: “tenemos piezas vergonzosas de legislación que prohíben la shejitá, que ahora contemplan la prohibición del brit milá. Bueno déjenme decirles lo que es. Esto no es más que una expulsión forzada de la comunidad judía del país que adopta dicha legislación. Una expulsión forzada. Y es intolerable“.

El antecesor de Carr, Ira Forman, usó un lenguaje más suave en Milah, advirtiendo que su prohibición “puede cerrar una comunidad“. Estados Unidos se ha mantenido en gran medida fuera del debate sobre la shejitá.

Fuente:

Publicidad