16 de mayo de 2019 19:24 PM
Imprimir

¿Qué fue lo que hizo que la evolución de la soja disminuyera?

La soja fue durante muchos años motor del agro y de nuestra economía, hoy su precio se ubica en valores mínimos de la última década. Darío Andrioli, Director de Carle & Andrioli Contadores Públicos, analizó el impacto que puede tener esto para el productor y para la actividad económica.

Aldo Silva: En este 2019 la evolución del precio de la soja ha sorprendido por su caída.

El precio de la soja cerró el lunes en valores mínimos, U$S 280 la tonelada puesta en Nueva Palmira (Cámara Mercantil).

Esto significa 25% menor que hace un año y la mitad de los precios récord de hace 5 años. Y como decías es el menor precio de soja de los últimos 12 años.

En particular ha sido importante el descenso del precio en el último mes (este martes luego de varias bajas se recuperó algo en el mercado de Chicago).

Están impactando las menores compras de soja de China (principal importador mundial de soja) por puja comercial entre Estados Unidos y China (por aumento de aranceles ente ambos países) y por la menor demanda por enfermedad de cerdos en China (importa soja para nutrición animal).

A.S.: ¿Qué importancia tiene la soja en el agro uruguayo? ¿Cómo está evolucionando su área sembrada?

En el último quinquenio la soja representa el 20% de la producción total agropecuaria y tiene una incidencia del 40% en la producción agrícola. Es el rubro más importante en la agricultura, representa 60% del área total plantada.

En esta zafra 2018/19 se plantó 1 millón de hectáreas, casi 10% menor a la zafra anterior y 30% menor al máximo histórico plantado. Hace 10 años se plantaban 500.000 has, hace 5 años (en momento de boom) se llegó a 1,4 millones.

Luego incidido por la trayectoria de los precios de la soja el área descendió y quedó estable en 1.1 millón hasta 2018, para volver a bajar en esta última zafra.

A.S.: ¿Y para nuestra economía?

En el último quinquenio la soja ocupa el podio de productos exportado (junto con carne vacuna y celulosa). Por lo tanto la soja es clave en la generación de divisas de nuestro país.

Si bien el año pasado fue bastante menor por problemas climáticos, en promedio por año se exportaron U$S 1.100M (más del 12% de nuestras exportaciones). Incluso en algunas zafras se llegaron a exportar más de 1.600M, 20% del valor de las exportaciones.

Con precios actuales la pérdida de valor de exportaciones de la soja por este descenso de precios internacionales se puede estimar en orden de U$S 200M.

Recordemos que del valor de la soja aproximadamente 70% es generación de valor económico que se distribuye en arrendamientos de campos, mano de obra, servicios contratados e impuestos.

A.S.: ¿Y cómo afecta a la rentabilidad del productor sojero?

Sus resultados económicos están determinados por los precios del mercado, por los rendimientos productivos (clima) y por el costo de producción.

De acuerdo a diferentes estudios, considerando arrendamiento del campo el costo de producción por hectárea es del orden de U$S 700/750.

Considerando este costo de producción, el de los fletes y el precio de U$S 280 la tonelada, se requieren rendimientos muy altos para lograr el equilibrio económico (2.700 kgrs por ha), rindes superiores a promedios históricos.

Por lo tanto los sojeros de menor productividad tendrán pérdida, dependerá de la zona donde está ubicado, de su eficiencia en costos, de sus rendimientos, si paga arrendamiento o intereses por préstamos.

A.S.: El año pasado los rendimientos productivos determinaron pérdidas importantes a los sojeros

El año pasado los rendimientos productivos tuvieron una fuerte caída (se ubicaron en mínimos históricos), lo que afectó en forma importante a las finanzas de los productores sojeros.

La zafra pasada el rendimiento medio por hectárea fue por la sequía de 1.200 kgrs. , esto es la mitad de las productividades promedio.

Esta cosecha que se está terminando muestra rendimiento altos, por encima de las medias históricas, aunque sin llegar a los rindes récord.

A.S.: ¿Cuál es el endeudamiento de los productores de soja?

Al terminar el año pasado sus deudas en el sistema bancario se ubicaron en los U$S 120M, U$S 120 por hectárea (nivel similar al cierre de 2017).

El mal rendimiento 2018 determinó para los productores de soja varias cosas:
· mayor morosidad
· problemas para financiar los nuevos cultivos
· mayor financiamiento con proveedores

En el último año los productores sojeros tuvieron dificultades financieras y varias de ellos se presentaron a instituciones bancarias para reprogramar el pago de sus préstamos.

A.S. ¿Cuáles pueden ser entonces las perspectivas para la soja?

Si bien puede ayudar a los costos la evolución de la cotización del dólar, con este escenario de precios bajos (por debajo de U$S 300 la tonelada) volvería a descender el área cultivada de soja. Las expectativas negativas de rentabilidad, incidirá, además de las decisiones productivas, en sus decisiones financieras de inversión y endeudamiento.

Para los negocios de venta futura a mayo 2020, en el mercado de Chicago, las referencias de precios se ubican 10% por encima del precio actual, veremos cómo evolucionan en los próximos meses por los factores de oferta y demanda (por clima, política internacional).

Fuente:

Publicidad