19 de mayo de 2019 10:54 AM
Imprimir

La ganadería exhibe muy buenas cifras en cuanto a exportación

“Es una bendición que estén comprando lo que están comprando hace un año y medio o dos años desde China a Argentina”, manifestó Gustavo Franco.

Los analistas estiman que si continúan estos niveles elevados de venta, disminuirá la producción de terneros para el próximo año. La demanda china por vacas y la falta de crédito figuran entre las principales razones de esta situación.

Mientras la ganadería nacional exhibe muy buenas cifras en materia de exportación, algunos números preocupan pensando en el mediano y largo plazo. De acuerdo a la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de Argentina (CICCRA) la participación de las hembras en la faena total durante el pasado mes de abril alcanzó el 52,5 por ciento.

Desde la entidad remarcaron que al comparar la faena entre los meses de julio 2018 a abril de este año en relación a los mismos meses de 2017 y 2017 se puede apreciar que se faenaron 405.946 vacas más que hace un año atrás.

“Este dato nos indica que tendremos menos terneros en 2020, lo cual se verá agudizado por el gran porcentaje de vacas preñadas enviadas a faena”, señaló Miguel Schiariti, titular de CICCRA.

Argentina busca cumplir con los requerimientos del gigante asiático y esto se refleja en precios nunca vistos en vacas, que en los remates del Mercado de Liniers ha llegado superar la barrera de los 50 pesos.

“Preñeces muy altas”
Al respecto, en Junín, Gustavo Franco señaló ante el Grupo La Verdad que “los vientres que se venden a China en general están vacíos, no están preñados. Este año, gracias al clima que hemos tenido, las preñeces son muy altas. Es decir mayor cantidad de vacas van a dar terneros este año, por sobre lo histórico”.

Franco añadió que “cuando se miden estas relaciones, historialmente se tomaba toda la faena. Hoy por hoy, por lo que se ve y se ha estudiado, lo que se toma es otro indicador: el porcentaje de hembras que va a la faena sobre el total de hembras en stock. Hoy por hoy, tomando ese índice, no estaríamos en liquidación”.

Además dijo que “es una bendición que estén comprando lo que están comprando hace un año y medio o dos años desde China a Argentina. El precio que pagan es muy importante, además eso no va al consumo interno. Este momento hay una delegación de la IPCV en China, haciendo una gran promoción de la carne argentina, al exportarse más hay más producción y se hacen animales más pesados”.

Por otro lado, el entrevistado apuntó que “dentro de un mes va disminuir la cantidad de hembras que se van a estar faenando, que van a estar entrando a Liniers. Las que se venden son vacas improductivas y las que no se dejan para madres. Yo en esta zona veo el stock de los campos que asesoro estable o tratando de aumentar alguna madre. Estamos muy cerca del límite que podemos sostener, el problema es que Argentina tiene muchas madres y no tantos terneros. El problema, muchas veces, es que a la madre no se la alimenta lo bien que se la tendría que alimentar”.

Y expresó a modo de cierre: “El tema de calidad de la carne argentina es indiscutible. Este año cada ternero está pesando al momento del destete 30 kilos más que el año pasado”.

Fuente:

Publicidad