21 de mayo de 2019 14:09 PM
Imprimir

El Gobierno no resistió las presiones y volvió a 0% la tasa estadística

CompartiremailFacebookTwitter Por la fuerte presión de los industriales y comerciantes, el Gobierno volvió para atrás con la suba de la tasa de estadística y la fijó hoy en 0% aplicable a ciertos bienes de capital y a las destinaciones suspensivas de importación temporaria. La medida, que hace menos de veinte días había fijado en 2,5%, se formalizó a […]

A principios de este mes, la Casa Rosada subió de 0,5% a 2,5% la tasa de estadística para la importación a decenas de productos, como agroquímicos y fertilizantes, e incluyó a la soja, que no pagaba el tributo. Es que por la sequía, durante 2018 el país importó más de 6 millones de toneladas de soja.

“Establécese, hasta el 31 de diciembre de 2019, en un 0% la alícuota de la tasa de estadística contemplada en el artículo 762 de la Ley N° 22.415 (Código Aduanero) y sus modificaciones”, según el texto oficial difundido este lunes.

El 3 de mayo último, también por decreto, el Poder Ejecutivo había dispuesto que, hasta el 31 de diciembre de este año, la tasa de estadísticacontemplada en el artículo 762 de la Ley N° 22.415 (Código Aduanero) se aplicaría con una alícuota del 2,5% “a las destinaciones definitivas de importación para consumo y destinaciones suspensivas de importación temporaria”.

Ahora, admitió que “dadas sus características, resulta necesario fijar temporalmente en un 0% la alícuota de la tasa de estadística aplicable a ciertos bienes de capital y a las destinaciones suspensivas de importación temporaria”.

En consecuencia, la tasa del 0% será aplicable a los bienes de capital que se importen para ser utilizados en el marco de inversiones en desarrollos de producción de hidrocarburos provenientes de reservorios no convencionales.

También, esa tasa alcanzará a la importación de soja bajo el régimen de admisión temporaria. Esta decisión se tomó luego de las críticas de diversos sectores, entre ellos los petroleros vinculados al yacimiento Vaca Muerta y los exportadores de granos.

Fuente:

Publicidad