22 de mayo de 2019 11:53 AM
Imprimir

COLOMBIA BUSCA CERRAR ESTE AÑO CON 403.700 CABEZAS DE BÚFALO EN EL TERRITORIO

Córdoba tiene 89.315 cabezas de ganado y es el mayor productor.

El mercado bufalino ha venido en constante crecimiento durante la última década. En 2008, se registró un total de 85.377 búfalos en el país, mientras que en 2018 esta cifra llegó a 336.417, es decir, un crecimiento de 394%.

Si bien los búfalos hacen parte del sector ganadero, reinan más las diferencias que las similitudes con el ganado bovino. Para empezar, la gestación de los búfalos tarda en promedio, 11 meses, y la de los bovinos 10 meses. Respecto al proceso de engorde, por lo general, el de los búfalos oscila entre 18 y 24 meses, cuando alcanzan los 500 kilos de peso están listos para ser mercadeados. Ahora bien, el ganado blanco tarda entre 36 y 40 meses para llegar a esos mismos 500 kilos.

En términos de longevidad, las búfalas llegan a vivir 18 años o más, teniendo crías cada año, mientras que los bovinos, llámese Cebú, Hollstein u otra raza, al llegar a los cinco años de vida, empiezan a ser consideraos como animales viejos.

Respecto a la ganancia de peso diario, la de los butelo -terneros de búfalo- está entre los 750 y 1.000 gramos, la del ganado blanco, está entre 400 y 500 gramos. Un factor que hace la diferencia en la producción.

Carlos Pradilla Villaveces, gerente de Bufalera Pradilla, empresa que se dedica al comercio de la carne de búfalo y a la venta de ganad para la creación de nuevos hatos, afirma que “se habla mucho de la carne del futuro porque tiene menos grasa que los bovinos. Además, cuenta con omega tres y seis, por lo tanto, no es tan dañina. La grasa es blanca, no contiene betacarotenos como el bovino cuya grasa es amarilla. Otro factor diferencial es que la grasa de los búfalos es periférica, no intramuscular como en los bovinos. Entre más joven es sacrificado, la carne es más tierna para comer. En el boom que hay contra la carne y la grasa animal, el búfalo está ganando porque la diferencia es abismal”.

El búfalo ha tenido un crecimiento acelerado, sin embargo, Claudia Suárez Quiceno, presidenta de la Asociación Colombiana de Criadores de Búfalos (Asobúfalos), recalca que aún “hay personas que desconocen que la carne de búfalo tiene muchas propiedades. Hacemos parte de la producción pecuaria del país, además, esta especie sirve para poblar tierras olvidadas de Colombia, en donde hoy en día las personas están empezando a habitarlas y deciden involucrarse en el mercado por sus múltiples beneficios. Tiene un sinfín de propiedades, la leche rinde y es nutritiva, la carne es saludable, más alta en proteína, su grasa no satura, por lo tanto, es más protéica y menos calórica. Además, el búfalo no solo es un animal para el consumo humano, también sirve para tracción, para hacer la labor de arado”.

Hoy el kilo de búfalo en pie se vende, en promedio, a $4.000, mientras que, el kilo de búfalo vivo para mejoramiento genético o para reproducción está en un promedio de $9.000. “Toda clase de producto de búfalo que se quiera comercializar debe contar con la certificación sanitaria exigida por las autoridades competentes. Es un sector que ya es reconocido por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural”, comentó Santiago Rincón, gerente de Mercadeo de Bufalera Pradilla.

“El poder adquisitivo de los colombianos limita que el consumo de carne sea mayor, el país requiere de un trabajo sanitario para alcanzar mercados internacionales. El búfalo es castigado porque su rendimiento en canal es inferior al vacuno, precio que se compensa gracias a la precocidad y menor edad al sacrificio”, añadió Suárez.

Fuente:

Publicidad