25 de mayo de 2019 11:24 AM
Imprimir

Un 87% del pienso de ganadería de Estados Unidos contiene antibióticos

Los últimos datos sobre uso de antibióticos en ganado de EEUU revelan que están presentes en más del 87% de los lotes de pienso. La legislación europea en este asunto se ha endurecido en los últimos años para luchar contra las resistencias.

El Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) ha publicado los datos de referencia sobre el uso de antimicrobianos en las explotaciones de cerdos y de carne de res con el objetivo de ayudar a los funcionarios de la sanidad animal, así como a los consumidores, a comprender mejor cómo se utilizan los medicamentos antimicrobianos en dichas explotaciones.

En esos estudios se incluyen detalles sobre qué antimicrobianos se usaron, por qué se usaron y cómo se administraron, además de referencias sobre la toma de decisiones y la participación del veterinario en tales casos.

De esta forma, los resultados muestran que las principales razones por las que se hizo uso de antimicrobianos en las explotaciones ganaderas fueron por cuestiones relativas a la salud animal como prevenir, controlar o tratar enfermedades respiratorias, variando este uso en función de la especie de animal, su edad y la vía de administración.

Sin embargo, los datos revelan que en el 87,5% de los lotes de alimentación destinada para el ganado se administraron antimicrobianos, destacando que esta situación se dio en el 95,5% de las explotaciones porcinas.

A este respecto, el reglamento 2019/4 del Parlamento Europeo, de 11 de diciembre de 2018, señala que, teniendo en cuenta el grave riesgo para la salud pública que plantea la resistencia a los antimicrobianos, conviene limitar el uso en animales de piensos medicamentosos que contengan antimicrobianos.

Por otro lado, no debe permitirse la profilaxis o el uso de piensos medicamentosos para la mejora del rendimiento de los animales, salvo en determinados casos donde los piensos medicamentosos contengan antiparasitarios o medicamentos veterinarios inmunológicos.

El uso con fines metafilácticos de piensos medicamentosos que contengan antimicrobianos, por tanto, solo debe permitirse cuando el riesgo de propagación de una infección o de una enfermedad infecciosa sea elevado.

UNA GUÍA DE SANIDAD ANIMAL

La información de estos estudios proporciona así una línea de base sobre cómo los ganaderos usaron antimicrobianos antes de que se produjera un cambio de la Ley de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) en enero de 2017, a partir del cual surgieron importantes modificaciones con respecto al uso de medicamentos antimicrobianos en la ganadería.

Esta reforma legal prohíbe, por ejemplo, el uso de antimicrobianos ‘médicamente importantes’, utilizados para la salud humana, con el fin de promover el crecimiento en animales productores de alimentos, de igual forma que requiere la supervisión veterinaria cuando se usen este tipo de antimicrobianos en los alimentos para los animales.

Así, el USDA pretende fomentar un uso responsable de los antimicrobianos con el objetivo de reducir, en la medida de posible el desarrollo de las resistencias antimicrobianas.

Por ello, la institución continuará recopilando los mismos datos en futuros estudios, que brindarán más información sobre los efectos que produce la reforma legal anteriormente mencionada, la cual será útil para productores de carne de vacuno y porcino, sus veterinarios y las industrias ganaderas que evalúen si el uso de antimicrobianos es el adecuado o puede mejorar.

Fuente:

Publicidad