31 de mayo de 2019 01:04 AM
Imprimir

Las hamburguesas de calidad certificada y su alta aceptación del consumidor

CompartiremailFacebookTwitterLa línea Huella Natural de Carrefour ofrece una buena alternativa que prioriza la salud del consumidor y además los métodos de producción de sus hamburguesas respetan el bienestar animal y la protección del medioambiente. Lilián Camou, socia gerente de LIAF Control, SRL, empresa argentina que certifica el atributo de calidad del producto, dijo en entrevista con la Revista […]

La línea Huella Natural de Carrefour ofrece una buena alternativa que prioriza la salud del consumidor y además los métodos de producción de sus hamburguesas respetan el bienestar animal y la protección del medioambiente.

Lilián Camou, socia gerente de LIAF Control, SRL, empresa argentina que certifica el atributo de calidad del producto, dijo en entrevista con la Revista Super Campo que una medida en el país actualmente asegura la calidad de este tipo de alimentos. Se trata del Programa Nacional de Certificación de Calidad en Alimentos, creado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) mediante la Resolución 280/01.

De acuerdo con Camou, el programa cumple con la creciente demanda de productos que mencionan los determinados atributos de calidad su etiquetado.

“El fin es justamente propiciar medidas tendientes a crear un marco normativo como protección a las calificaciones diferenciales de estos productos, garantizando la competencia leal entre los distintos integrantes de la cadena, asegurando la transparencia de los procesos de producción, elaboración y comercialización”, comentó Camou.

Por otra parte, también existe el Código Alimentario Argentino (CAA) que define una hamburguesa como un producto elaborado en base a carne picada con sal, glutamato de sodio y ácido ascórbico. En este caso, el contenido de grasa de la hamburguesa no puede exceder el 20%.

Camou agregó, en este sentido, que la carne cuenta con importantes características que repercuten en la calidad final.

“La carne proviene de animales bovinos alimentados sobre base forrajera de pastizales, criados con un manejo basado en las buenas prácticas ganaderas”, dijo. “El fenotipo está representado por razas británicas y sus cruzas entre sí”.

El proceso de elaboración de las hamburguesas se lleva a cabo en una planta frigorífica habilitada por el Senasa para esta actividad, según informó Super Campo en su reportaje.

Uno de los puntos destacados previo a la elaboración de la hamburguesa es el control del origen de la carne, la cual ingresa a la planta frigorífica acompañada de un certificado emitido por LIAF Control, SRL que indica la fecha de faena, elaboración y número de tropa.

Los técnicos de la certificadora registran esta información en la planta frigorífica y sirve para conocer la trazabilidad sobre el origen de los animales faenados, los procesos de faena y desposte de la carne utilizada en la elaboración de esta hamburguesa.

El proceso de elaboración consiste del picado, mezclado, formado y congelación. Es una hamburguesa que se destaca por su tamaño de 120 gramos de cada unidad y, además, se comercializa congelada en envases de 2 o 4 unidades. El tipo de empaque primario es flow-pack y el secundario es en estuches de cartulina.

Dado que las hamburguesas son “muy magras y muy sabrosas”, según Super Campo, estos productos cuentan en la actualidad con una alta aceptación por parte del consumidor.

Entre en contacto con Lilián Camou, socia gerente de LIAF Control, SRL, a: info@liafcontrol.com o visite el sitio web: http://www.liafcontrol.com

Fuente:

Publicidad