31 de mayo de 2019 11:08 AM
Imprimir

Científicos estadounidenses desarrollan una variedad de cereal que nunca muere

CompartiremailFacebookTwitterInvestigadores del The Land Institute (Kansas, Estados Unidos) han informado del desarrollo de una variedad de cereal que nunca muere. Es conocido como Kernza, y es un híbrido derivado de la hierba de trigo. Es un cultivo con granos muy pequeños, su planta sería inmortal y ha sido desarrollado para resistir los efectos drásticos del cambio climático. Es un grano que […]

Investigadores del The Land Institute (Kansas, Estados Unidos) han informado del desarrollo de una variedad de cereal que nunca muere. Es conocido como Kernza, y es un híbrido derivado de la hierba de trigo. Es un cultivo con granos muy pequeños, su planta sería inmortal y ha sido desarrollado para resistir los efectos drásticos del cambio climático.

Es un grano que no necesita ser replantado después de la temporada de cosecha, porque la planta puede volver a crecer repetidamente mientras que sus raíces crecen más profundamente debajo de la tierra. Sus raíces pueden extenderse más del doble de la profundidad que las de un trigo convencional, consiguiendo también mayor densidad. Esto ayuda a disminuir la emisión de carbono del suelo que se produce durante la cosecha y la siembra de semillas. Hasta la fecha, Kernza se cultiva en 500 hectáreas de tierra en Kansas.

Según han informado los investigadores, Kernza crece mejor en las latitudes más frías. Aunque el pasto de trigo intermedio se consumió en la antigüedad, las nuevas variedades de Kernza pueden permitir a los agricultores cultivarlo de forma rentable y llevar sus beneficios ambientales a las granjas y dietas modernas.

Una empresa de alimentos ha elaborado ya ​​un cereal para el desayuno a partir de Kernza. El proyecto ha recibido fondos del Instituto Land para la producción a gran escala de esta cosecha. Otra compañía internacional ha elaborado ​​un nuevo tipo de cerveza utilizando Kernza. Los centros de alimentos en los Estados Unidos también están utilizando harina de Kernza para la pasta, el pan y la pizza, y los comentarios de los consumidores son positivos.

Más información en The Land Institute y Efforts for Good.

Fuente:

Publicidad