30 de noviembre de 2009 12:10 PM
Imprimir

Cerealeros prefieren retenciones a Moreno

Las restricciones a las exportaciones dispuestas por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, son vistas como peores para la producción que las retenciones, según estimaron en la Bolsa de Cereales. «El mercado se puede adaptar a las retenciones, que siempre las hubo, pero las restricciones sacan a la Argentina del comercio internacional», se quejaron los empresarios.

En la entidad estimaron que al limitar las exportaciones a futuro, y estar «obligados a vender la mercadería dentro de los 45 días, los compradores internacionales pagan muy bajo el precio, al no necesitarla».

Bajo stock

A esto se suma la baja en la producción de trigo y maíz por la sequía y las consecuencias del conflicto del sector con el Gobierno, que dejó muy poco margen para exportar al restar la demanda doméstica.

De todas maneras, el Gobierno anunció en setiembre pasado que quedarán liberadas las exportaciones de trigo y maíz gracias a un acuerdo con grandes exportadores y molinos que se comprometieron a abastecer el mercado interno.

En el mismo acto, Cristina de Kirchner había dispuesto que se reintegre a los pequeños y medianos agricultores lo que el Estado cobra en concepto de derecho de exportación a esos cultivos. «Éste es un gesto claro y concreto de un Gobierno que quiere ayudar a los pequeños y medianos productores de dos cultivos tradicionales del país», dijo la Presidente al anunciar la medida.

Pero en la Bolsa de Cereales no piensan lo mismo. «Al final el más perjudicado de la cadena es el pequeño productor, porque se le termina pagando menos y además se desincentiva la producción, y siempre se termina en la soja», dijeron desde la entidad a este diario.

Críticas

La Argentina es el tercer exportador mundial de maíz y el cuarto de trigo, granos cuyas exportaciones están reguladas mediante permisos especiales y cupos, como medida para garantizar el abastecimiento del mercado interior, regulaciones criticadas por los cerealeros a pesar del acuerdo firmado.

También el Gobierno publicó una resolución que establece la creación de un nuevo ROE Trigo 365, que tendrá una validez de un año. La iniciativa permitirá a los exportadores poder trabajar con los mercados de futuro. Este trigo se puede comenzar a embarcar desde este mes.

Pero el panorama se vuelve más dramático porque la sequía castigó a ambos cultivos con un rendimiento pobre en la campaña 2008-2009 (para el caso del trigo 8,3 toneladas, la mitad de la campaña anterior), mientras que las previsiones de superficie de cultivo para el ciclo 2009-2010 muestran un retroceso.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *