3 de julio de 2019 13:07 PM
Imprimir

Polémica entre los frigoríficos y el Senasa por el aumento de la hora SER

El Servicio Extraordinario Requerido (SER) de los veterinarios del Senasa, que certifican exportaciones, aumenta un 433%. La decisión generó reclamos del sector frigorífico. Los argumentos del organismo sanitario.

En los últimos días trascendió una noticia que generó un profundo malestar en la industria frigorífica. Según informó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) a un grupo de representantes de este sector, se implementará un aumento en el porcentaje del valor de la hora SER.

El Servicio Extraordinario Requerido (SER) es una tasa que data de los años 50 y se originó en el cobro de los certificados de exportación que se emitían en los frigoríficos fuera del horario habitual de trabajo. “Como industria frigorífica decidimos presentar una nota a Senasa, manifestando nuestro rechazo al aumento y a este tipo de tasa”, reconoció Daniel Urcía, vicepresidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) en el programa Mercadovisión, por Canal Rural.

Según explicó el directivo, el valor de la hora SER será de $ 404 sin cargas y $ 550 con cargas, lo que implica un aumento del 433%. De acuerdo a lo manifestado por Urcía, el impacto económico de la tasa para la cadena frigorífica sería considerable. En este sentido, advirtió que en algunos casos la nueva tarifa podría representar un incremento en los costos que oscilaría entre 500.000 y el millón de pesos mensuales. “Esperamos que el Senasa no aplique este aumento”, precisó.

Según fuentes del organismo sanitario consultadas por Clarín Rural, con esta medida apuntan a lograr un esquema de “transparencia absoluta, que hoy la sociedad exige cada vez más”. En este sentido, remarcaron que el precio del SER no se actualiza desde 2014, mientras que en el período comprendido entre enero 2011 y junio 2014, el incremento en el valor de esta tasa fue menor al de la inflación y las recomposiciones salariales.

Para dimensionar el alcance de esta medida, desde Senasa explicaron que un profesional veterinario que trabaja en una planta frigoríficacobra 94 pesos por hora en concepto de SER. “El mismo trabajo, realizado por un especialista en los Estados Unidos está reglamentado en unos 100 dólares la hora. No impacta en la ganancia del productor, como lo quieren hacer ver”, remarcaron.

Desde esta dependencia hicieron hincapié en un concepto: ganar en transparencia. “También se pondrá el acento en cobrar por las horas de SER que cada especialista del Senasa lleve a cabo. Si trabaja tres horas, se facturan tres horas, pero si se trabaja una hora será una hora”, aclararon.

Fuente:

Publicidad