4 de julio de 2019 15:18 PM
Imprimir

En 2021 se quitarán las retenciones y habrá fondos de Bruselas para reconvertir pymes industriales

CompartiremailFacebookTwitterHubo pocos detalles en el encuentro entre empresarios y funcionarios nacionales en la Quinta de Olivos, pero uno que quedó claro es que las retenciones no tiene lugar en el acuerdo con la Unión Europea. También que el Viejo Continente creará un fondo para financiar la reconversión de las pequeñas y medianas empresas del Mercado […]

Hubo pocos detalles en el encuentro entre empresarios y funcionarios nacionales en la Quinta de Olivos, pero uno que quedó claro es que las retenciones no tiene lugar en el acuerdo con la Unión Europea. También que el Viejo Continente creará un fondo para financiar la reconversión de las pequeñas y medianas empresas del Mercado Común del Sur.

Como adelantó ayer El Cronista, fuentes oficiales y empresariales explicaron que en el entendimiento con la UE se estableció que no puede haber impuestos a las exportaciones de bienes y servicios. Dicho de otra manera,no se pueden tener retenciones a las exportaciones.

“El acuerdo lo deja en claro, si se empieza a aplicar a partir de 2021, automáticamente tienen que dejar de existir los derechos de exportación”, explicó un empresario que participó del encuentro.

Como todo acuerdo tiene salvedades, hay cuatro productos a los que sí se los podrán imponer derechos de exportación pero con niveles más bajos de los que hoy existen.

“Hay un techo provisto para un grupo de productos en los que se puede aplicar derechos de exportación y ese techo es de 14%”, reconoció en off the record una alta fuente del Ejecutivo que participó de las negociaciones.

Hasta ahora, contemplaría a cuatro productos exportables, tanto del sector primario como bienes industrializados.

“En el caso del complejo agropecuario quedaría un solo producto con posibilidades de tener retenciones, que corresponde a las exportaciones de soja y subproductos”, señaló una fuente del sector agroindustrial.

De llevarse a cabo los exportadores del complejo sojero, que vieron como en 2018 el Gobierno volvió a poner el impuesto “de manera extraordinaria” para aliviar los alicaídos ingresos, pasarían de tener que pagar un impuesto que hoy ronda el 28% (18% más $ 4) a otro catorce puntos más bajo.

La contracara de las retenciones argentinas son los subsidios europeos, algo que países como Francia no están dispuestos a reducir. “Para esto lo que se acordó es un mecanismo para que se discutan en el marco de la Organización Mundial de Comercio y no dentro del pacto”, señaló una fuente oficial.
Reconversión

Pero mientras los agroexportadores empiezan a sonreír frente al acuerdo, en muchos sectores industriales todavía hay caras serias. En especial, en las pymes. Y particularmente, desde que escucharon al empresario agroindustrial Gustavo Grobocopatel decir que “algunos sectores van a desaparecer”.

Pero al término del encuentro en la Quinta de Olivos uno de los que más tranquilos se mostraron fueron los representantes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). EL titular de la entidad, Gerardo Díaz Beltrán, señaló que recibieron con beneplácito que se acordó la creación de “un fondo para que las pymes se reconviertan. La Unión Europea creará un fondo que financiará la reconversión de las empresas pymes de los sectores más sensibles”, explicó el titular de Came.

“Estos fondos se repartirán entre los países del Mercosur. Aún no sabemos de cuánto será, pero descontamos que van a ser a tasas muy amigables para las empresas”, señaló, por su parte, el canciller Jorge Faurie.

Fuente:

Publicidad