7 de julio de 2019 01:23 AM
Imprimir

La Cuota Hilton de exportación de carnes sin beneficios para el NEA

Para el periodo 2019/20, la Cuota Hilton de exportación de carnes premium se repartiría en un 57% a Buenos Aires, 27% a Santa Fe, 3% a Córdoba, 0,5% a Entre Ríos, 6% a La Pampa, 3,1% a San Luis, 3% al NOA (2% a Santiago y 1% a Salta) y 0% al NEA.

La carne bovina argentina cuenta con un acceso preferencial al mercado europeo que le permite ingresar 29.500 toneladas anuales de carne refrigerada a un arancel reducido (20%).

Este cupo es operativo en el sentido que, de no existir, se colocarían más toneladas, determinándose un precio de equilibrio menor, por lo tanto implica que las empresas que acceden al mismo terminan obteniendo un diferencial de precio y, por ende, una renta económica.

Este incentivo estimula a las empresas a participar en los envíos Hilton y genera una puja
histórica para incrementar la respectiva porción de cuota que recibe cada una de ellas (la que ha llegado en no pocas oportunidades hasta el sistema judicial).

La competencia de asignación del cupo entre empresas está en manos del país beneficiario, que debe establecer un esquema a tal efecto. Este mecanismo de asignación ha sufrido muchos cambios en la historia, y actualmente rige un esquema que podría decirse se aplica en “dos etapas”:

-Una distribución “primaria”, donde se decide asignar el 90% de la cuota a plantas frigoríficas habilitadas por la Unión Europea y que ya vienen exportando y el 10% restante se distribuye entre asociaciones de productores y nuevas plantas (se refiere a este segundo grupo como proyectos conjuntos).

Una distribución “secundaria”, para cada uno de los grupos anteriores, donde la participación de cada actor depende de su desempeño en el ciclo previo, del volumen de toneladas Hilton que logró certificar en el ejercicio anterior, descontándose, como forma de penalización, la diferencia entre las toneladas que le fueron asignadas y las toneladas que efectivamente logró exportar (con algunas excepciones).

El mecanismo de asignación vigente tiene como atributos positivos la simplicidad y estabilidad, la posibilidad de planificar negocios de exportación de carne de alta calidad con la certeza de una participación en la Hilton (siempre que se cumpla) pero podría cuestionarse desde otros objetivos posibles, por caso, la ausencia de algún componente o mecanismo que
permita reconocer y estimular la eficiencia (que las industrias de mayor productividad sean las que más cupo reciben) o de algún parámetro de tipo regional, donde la distribución de la renta que genera la cuota considere el aporte que hacen a la cadena de ganado y carne las diferentes regiones productoras.

Si se analiza la distribución geográfica de la cuota Hilton en relación a la dimensión de la
actividad ganadera (aproximada por existencias de rodeo bovino) y frigorífica (aproximada por la faena) existente al interior del territorio, se observa una concentración en Buenos Aires.

La provincia con mayor hacienda y faena del país es Buenos Aires, con una participación en el total nacional del 35% y 51%, respectivamente. Le siguen Santa Fe (11% y 17%) y Córdoba (9% y 8%). Completan la región pampeana Entre Ríos (8% y 4%), La Pampa (6% y 3%) y San Luis (3,1% y 1,4%). En el NEA sobresalen Corrientes (8% y 1%) y Chaco (5% y 1%); en el NOA destacan Santiago del Estero (3% y 1%) y Salta (3% y 1%).

Para 2019/20, la Cuota Hilton estaría asignada, bajo las salvedades antes comentadas, en un 57% a Buenos Aires, 27% a Santa Fe, 3% a Córdoba, 0,5% a Entre Ríos, 6% a La Pampa, 3,1% a San Luis, 3% al NOA (2% a Santiago y 1% a Salta) y 0% al NEA

Fuente:

Publicidad