30 de noviembre de 2009 20:25 PM
Imprimir

Chile  –   Experto en lombricultura capacita a mujeres campesinas

Da a conocer ventajas del humus como fertilizante que producen las lombrices, muy superiores a las de otras sustancias como estiércol y compost. Los desechos orgánicos de las lombrices constituyen un abono natural para cualquier tipo de planta, derivando en un mejorador del suelo que contiene nutrientes para las plantas.

Las ventajas del humus como fertilizante que producen las lombrices, son muy superiores a las de otras sustancias como estiércol y compost. Sin embargo, este humus no se usa masivamente por desconocimiento en el mundo rural de nuestro país, no obstante, ser un producto que puede hacer el mismo productor con la tecnología adecuada. No requiere de grandes inversiones, por ejemplo, un lecho de lombrices de 1 mts de ancho por 10 mts de largo, con 200 kilos de lombrices vivas, pueden producir 2.000 kilos de humus, tres veces al año, partiendo de materia prima orgánica descompuesta. Las lombrices, en tanto, se van triplicando cada tres o cuatro meses.
Explicaciones que entrega Roberto Verdejo Vega, quien es productor y especialista en Lombricultura, oriundo de Chillán, y que vino a Los Ángeles, para capacitar a mujeres campesinas pertenecientes a Prodemu.
Destaca que el excremento de los animales se transforma en humus, que se puede utilizar como abono orgánico y a la vez sirve para mejorar los suelos. Además de mejorar las tierras de los agricultores, los ahorros de costos en el abonado son considerables ahorrándose los abonos químicos, que son de un alto costo.
Bajo estos conceptos, el lombricultor se ha dedicado a difundir sus conocimientos. Y a la fecha ha enseñado a más de 1.200 personas de diversos Prodesal desde la V región hasta la VIIl región del país.
En la provincia ha capacitado a gente de San Rosendo y Los Ángeles, en su mayoría pequeños campesinos.
Verdejo ha introducido en los suelos de diferentes agricultores más de dos mil kilos de lombrices, ya que no sólo capacita, también les entrega las lombrices. “Siempre hago un seguimiento”.
Insiste que la lombricultura es un negocio muy importante para los productores de carne como ovinos, vacunos y lecheros de diferentes partes del país, ya que producen kilos de estiércol, y estos productores lo único que tienen que hacer es recolectar el estiércol y dárselo a las lombrices de esta forma se producirá humus y líquidos percolados como abono líquido.
“Al arrojar la producción de humus y líquidos percolados a las praderas para la reincorporación de éste como abono de excelente calidad, sirve para la producción de empastada y por ende se verá beneficiada la producción de carne y leche”. 

CAMPESINAS DE LLANO BLANCO 
El pasado 21 de noviembre, ocho mujeres campesinas de Los Ángeles pertenecientes al programa Prodemu, sector de llano Blanco-Las Hijuelas fueron capacitadas en el cultivo de lombrices para la producción de Humus (abono orgánico) para mejorar los cultivos de auto sustento y venta de hortalizas orgánicas. La capacitación incluyó 40 kilos de lombrices para comenzar un lecho de 2 metros, en el cual, en un lapso de 3 meses tienen que cosechar 400 kilos de humus para la venta o la utilización para sus hortalizas orgánicas utilizándolo como abono orgánico.
Inserta en esta misma capacitación, en tres meses más se realizará una asistencia técnica para ver como avanzan las agricultoras respecto a la cosecha de lombrices y humus.
La lombriz con que se trabaja es la lombriz roja de California, (Eisenia foetida), la razón de trabajar con esta lombriz es que es un devorador de desechos orgánicos (estiércol) de diferentes animales: vacas, caballos, cabras, ovejas. Esta lombriz también pude comerse cualquier desecho orgánico, facilitando la descomposición de éste.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *