8 de julio de 2019 04:51 AM
Imprimir

Ya casi se alcanzaron las horas de frío necesarias para el agro

CompartiremailFacebookTwitter   Aunque algunos sanjuaninos se quejan de las bajas temperaturas y añoran los calorcitos que llegan a fin de año, los hombres del campo esperan esta época por el clima que obliga a acudir a un buen abrigo. Y la buena noticia es que desde el 27 de abril pasado, cuando desde la estación […]

Aunque algunos sanjuaninos se quejan de las bajas temperaturas y añoran los calorcitos que llegan a fin de año, los hombres del campo esperan esta época por el clima que obliga a acudir a un buen abrigo. Y la buena noticia es que desde el 27 de abril pasado, cuando desde la estación San Juan del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) empezaron a contabilizarlas para esta temporada y hasta el jueves 4, ya se llevan acumuladas un total de 486 horas de frío, un 97% de las necesarias para cultivos como los almendros y la vid, que requieren desde unas 500 horas. El año pasado, para esta misma fecha, se habían acumulado 460 horas, 26 horas menos que las del 2019.

Las horas de frío son una medición en la que se computan las temperaturas iguales o inferiores a 7 grados, y representan un requerimiento natural de las plantas para tener una adecuada floración y brotación, y garantizar, por lo tanto, un mayor volumen de producción para su posterior cosecha. “Para cultivos perennes (de ciclos largos) como el olivo, la vid y los frutales, se necesita una inducción por frío, que es lo que se denomina horas frío, necesarias para la floración y fructificación posterior”, explicó Arturo Pechuan, de la estación del INTA.

En el caso del almendro, según explicó el experto, hacen falta entre 500 a 600 horas de frío, al igual que en la vid que, según las variedades, puede llegar a demandar hasta 800 horas de frío. Éste último es el principal cultivo de la provincia, ya que se estima que hay unas 50.000 hectáreas, casi la mitad del total.

En el caso del pistacho, que viene creciendo con fuerza en departamentos como 25 de Mayo y Sarmiento, demanda entre 900 a 1.000 horas de frío.

“Estamos dentro de lo normal porque todavía faltan heladas”, dijo Pechuan.

Sonia Silva, a cargo del Servicio de Agrometeorología de la Estación San Juan del INTA, dijo que este año se han empezado a contabilizar las horas de frío desde el 27 de abril pasado, cuando se registró una temperatura mínima de 6,7 grados. Otros años ese fenómeno puede ocurrir en marzo o en mayo y pueden registrarse temperaturas muy bajas hasta en noviembre. Esas son las peligrosas para el campo porque dañan las plantas cuando ya han empezado a florecer.

Eduardo Garcés, titular de la Federación de Viñateros, dijo que “el frío es necesario para las plantas y para matar las plagas, pero lo peligroso son las heladas tardías. A muchos no les gustan las bajas temperaturas pero son necesarias para el campo”.

Desde otro sector, Juan Carlos Giménez, presidente de la Sociedad de Chacareros Temporarios, habló de la doble función del frío. “Es necesario para equilibrar el mercado, es decir para terminar con la verduras de verano y empezar con las de invierno, como lechuga, repollo, brócoli y alcauciles. Y también es bueno para los suelos, las plagas y los hongos, es decir que es muy necesario”.

La página del organismo

En la página web del INTA en San Juan (www.inta.gob.ar) se puede encontrar la información de la agrometeorología en San Juan, con datos sobre temperatura del aire, humedad relativa del aire, precipitación, presión atmosférica, velocidad y dirección del viento, radiación solar y la temperatura del suelo a distintas profundidades. Se actualiza cada 15 minutos.

Sonia Silva, a cargo del Servicio de Agrometeorología, de la Estación San Juan del INTA, dijo que la página está a disposición de los productores en la provincia, que la consultan en forma permanente incluso para decidir qué cultivos realizar según la época del año. También es la que permite calcular las horas de frío que se llevan registradas.

Fuente:

Publicidad