15 de julio de 2019 11:14 AM
Imprimir

¿Sabía usted que la rinoneumonitis equina puede producir abortos?

La rinoneumonitis equina, RNE, es una gripa que debilita al animal y le causa algunas afecciones respiratorias y pulmonares. Conozca las causas, sintomatología, tratamientos y mecanismos de prevención de esta enfermedad.

Esta enfermedad viral es producida por algunos tipos de herpesvirus tipo 1 (EHV- 1) y tipo 4 (EH- V4) que causan desde problemas respiratorios hasta llegar a los abortos.

 

Su incidencia es constante porque el virus se encuentra en el ambiente, lo cual genera que sea muy fácil el contagio.

 

Silvio Escobar Arango, médico veterinario y zootecnista especializado en equinos, indica que esta se presenta frecuentemente en la mayoría de explotaciones ganaderas.

 

“Es una enfermedad que le llamamos como gripa o papera equina por sus vías respiratorias altas que cuando llega a su estado más complejo puede llegar a nivel pulmonar”, afirma Escobar Arango.

 

Causa

 

Por ser una enfermedad de carácter viral, sus causas provienen del herpesvirus que se encuentra en la flora de la finca. Su contagio se transmite por las vías respiratorias del animal hasta llegar a producir la infección y replicarse en otros equinos.

 

Síntomas

 

Se caracteriza por una secreción purulenta en las fosas nasales del animal, que puede ir acompañado de una tos seca y producir distintas afecciones en las yeguas, que pueden ocasionar abortos en las hembras de gestación.

 

“Hay un decaimiento, el ejemplar deja de comer, hay secreciones nasales así como también fiebre que debilita el desarrollo del equino”, asegura Escobar Arango.

 

Por ser una enfermedad producida por el herpesvirus, el (EH-V1) se traslada al tracto respiratorio del animal invadiendo gran parte del organismo y así permite la generación de alteraciones como los abortos y las muertes neonatales.

 

En el caso del (EH- V4), sus afectaciones se producen en las vías aéreas llegando hasta la mucosa del epitelio.

 

Diagnóstico

 

“Se puede diagnosticar fácilmente cuando está en un estado avanzado porque se ven las secreciones nasales y ya se puede considerar que el animal se ha contagiado del virus”, expresa Escobar.

 

Tratamientos

 

Cuando ya se tenga claro que el animal ha adquirido la enfermedad, se debe aislar para que los demás no tengan contacto con el equino contagiado, de tal forma que no se propague el virus. Además de esto, es importante suministrarle medicamentos que vayan acorde con el avance de la enfermedad en el animal, todo esto de acuerdo a las recomendaciones del médico veterinario de confianza.

 

“Se les puede aplicar antibióticos y analgésicos cuando ya hay presencia del virus, pero en realidad lo mejor es la prevención con vacunación que se suministran cada 6 meses porque es más fácil prevenir que curar una enfermedad”, manifiesta Escobar.

 

Finalmente, en Colombia este padecimiento es muy común porque se presenta con frecuencia en los meses cuando se aproximan las precipitaciones y empiezan los vientos, ocasionando que el virus se trasporte por la flora de la explotación ganadera.

Fuente:

Publicidad