16 de julio de 2019 01:26 AM
Imprimir

Paraguay : Camiones recorren más de 500 km y burlan 5 puestos de control

Para faena. Los animales estaban en el frigorífico Athena Foods de Belén, a la espera del sacrificio.

Luego del macabro crimen ocurrido en la estancia Taguató, donde mataron a los dueños del lugar y a sus nietos, dos camiones con acoplado trasladaron 87 cabezas de ganado desde el establecimiento hasta la localidad de Belén, Concepción.

El fiscal Celso Morales, uno de los que investigan el caso, confirmó que los vehículos viajaron más de 500 kilómetros y pasaron cinco puestos de control sin que se pudiera siquiera sospechar que se trataba de un hecho de abigeato.Según fuentes del procedimiento, los rodados pasaron los puestos de control de Mariscal Estigarribia, de Villa Choferes del Chaco, cruce Los Pioneros, Pozo Colorado y Concepción.

 

El agente del Ministerio Público confirmó que los vehículos pasaron sin inconvenientes porque habían obtenido las guías de traslado. “Todos los animales ingresaron acá con documentos legales”, confirmó el fiscal Morales a radio Monumental 1080 AM, agregando que se investigará cómo consiguieron las guías.

 

En la mañana de ayer, una comitiva fiscal y policial allanó el Frigorífico Athena Foods de Belén (Concepción), donde recuperaron 86 de los 87 ganados vacunos hurtados de la estancia Taguató, Chaco, cuyos propietarios fueron asesinados días atrás.

 

Hay un demorado.Los fiscales Celso Morales y Blas Pizzani encabezaron el procedimiento y encontraron los animales con la pinta de marca de la estancia atracada. 86 vacunos fueron depositados en el corral de la Asociación Rural del Paraguay, regional Concepción, mientras uno ya fue faenado.Según el fiscal Morales, dos camiones trasladaron los animales hasta el frigorífico con documentos en regla; es decir, con guía de traslado expedida por el Senacsa.

 

“Pasaron dos controles, pero no podían ser demorados porque estaban en orden los documentos”, señaló el fiscal.Explicó que el contacto con el frigorífico se hizo a través de un ganadero concepcionero identificado como Aureliano Valiente Duarte, quien, a instancias de uno de sus hijos, concedió su turno a una tercera persona (identificada por los investigadores) para ingresar los animales para su comercialización. “Yo tengo demorado a Valiente, a quien le conocemos que es una persona respetada que posiblemente cayó en su buena fe.

 

Contó que él dio su turno confiando en la persona”, destacó.Indicó que el responsable de la carga está identificado como así también los responsables de los medios de transporte, cuyos datos negó darlos por una cuestión de investigación.Señaló que la empresa que adquirió los animales casi no tiene responsabilidad, porque los documentos presentados estaban en orden.

 

También dijo que aún no tenía datos sobre el costo total de las transacciones.Ayer a la tarde, peritos de Colcat de Concepción realizaron la verificación de la pinta de marca de los animales depositados en el local de la ARP.El fiscal titular de la investigación es Andrés Arriola, quien va a manejar los datos emitidos por Morales.

Fuente:

Publicidad