16 de julio de 2019 00:23 AM
Imprimir

No hubo fallas del Senacsa, dice su presidente

Paraguay : El titular del Senacsa, José Carlos Martín Camperchioli, sostuvo que no hubo errores en la expedición de guías para la venta del ganado robado en la estancia Taguato del Chaco, en donde se registró un cuádruple homicidio. Recalcó que, gracias a funcionarios de la institución, se detectó que las marcas de animales correspondían a las de una de las víctimas.

Martín Camperchioli contó que Cesareo Antonio Duarte Galeano (35) gestionó personalmente el viernes pasado las guías para la venta de más de 80 animales. Declaró que el ganado era de su propiedad y con la documentación lo comercializó en el frigorífico Athena Foods, en Belén, departamento de Concepción.

Fuentes policiales reportaron que en abril del año pasado esta misma persona había sido aprehendida in fraganti robando animales en una estancia de la compañía Margariño de General Díaz, departamento de Boquerón, también en el Chaco. En aquella oportunidad, fue arrestado junto con otros dos cuatreros y el mismo capataz, sospechoso de ser cómplice.

El presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), en una entrevista concedida a ABC Cardinal, recalcó que la expedición de las guías fue totalmente legal. “Se le dio el documento a la persona que se fue a solicitar, que (dijo que) era propietaria del campo. Que él haya hecho eso (venta de animales robados) con sus documentos es una responsabilidad netamente de la persona”.

Destacó que fueron funcionarios del Senacsa los que dieron aviso a las autoridades sobre los animales hurtados, ya que reconocieron las marcas de ganado del propietario de la estancia que fue asesinado junto a su esposa y sus nietos.

“Tenían entre diez y doce marcas de ganado los animales que se encontraron en el frigorífico, que coincidentemente mi gente identifica ‘esta es la marca de este señor’ y ahí se levantan las alarmas”, añadió José Carlos Martin.

El capataz de la estancia Taguato fue detenido hoy junto a su esposa y el exmarido de ésta. Todos son sospechosos de participar, como autores o cómplices, en el asesinato del dueño del establecimiento, Alcibiades Desiderio Ayala Coronel (71), su esposa Francisca Nidia Núñez Romero (71) y sus nietos M. N. S. A. (10) y F. E. S. A. (7).

Fuente:

Publicidad