19 de julio de 2019 11:07 AM
Imprimir

Paraguay quiere reparto equitativo en venta de carne a Unión Europea

Los productores agropecuarios buscan repartir la cuota de 99.000 toneladas a partes iguales entre los cuatro países miembros del Mercosur.

Los productores agropecuarios paraguayos abogan por repartir a partes iguales entre los cuatro países miembros del Mercosur la cuota de 99.000 toneladas de carne que el bloque suramericano podrá exportar con tarifas preferenciales a la Unión Europea, gracias a su reciente acuerdo comercial.

En una conversación con Efe, el presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Luis Villasanti, exigió este miércoles que la negociación interna del Mercosur sea “igualitaria” para evitar que Brasil y Argentina salgan beneficiados, en detrimento de Uruguay y Paraguay.

Precisamente, la implementación del tratado comercial es uno de los temas más importantes que debaten este miércoles los presidentes de los cuatro Estados en la cumbre que se celebra en la ciudad argentina de Santa Fe.

Tras haber suscrito el histórico acuerdo con la Unión Europea, después de casi 20 años de negociaciones, ahora el Mercosur debe acordar cómo reparte algunas de las cuotas de productos como la carne, el arroz o el azúcar.

El apartado de la carne es una de las cuestiones del acuerdo que más impacto tiene en Paraguay, cuya industria ganadera representa el 12,6 % del producto interior bruto (PIB) del país y emplea a cerca de 400.000 personas.

Además del reparto de cuotas, el sector de la carne paraguaya tendrá que cumplir también con los criterios fitosanitarios incorporados por la Unión Europea en el acuerdo, unos requisitos que para Villasanti no representan ningún reto.

“Superamos todos los criterios y somos un ejemplo de nuestra salud animal”, afirmó el presidente de la ARP, quien recordó que Paraguay no ha registrado enfermedades en su ganadería en los últimos años.

Tras lograr el acuerdo con la UE, Villasanti se mostró optimista en que el sector de la carne paraguaya pueda abrirse a otros mercados internacionales como los de Estados Unidos, Canadá, Japón o Turquía con la comercialización de productos premium.

En ese sentido, abogó por la instauración del Instituto Paraguayo de la Carne, una institución que permitirá “regular los certificados internacionales” de los productos, pero que todavía debe debatirse en el Congreso.

Para el presidente del gremio, la llegada a los nuevos mercados ayudaría a “pasar el mal momento” que atraviesa la producción de carne paraguaya, que ha experimentado una caída tanto en ventas como en precios en el último año.

Paraguay exportó carne por valor de 478,2 millones de dólares en los primeros seis meses del año, lo que supone una reducción del 20,6 % con respecto al mismo periodo de 2018, según los datos del último informe de comercio exterior del Banco Central de Paraguay (BCP).

Además, el precio promedio de la carne a junio de 2019 fue un 10,1 % inferior que la que se registró en el mismo mes del año anterior, observándose las mayores disminuciones en Rusia, Taiwán y Brasil.

Villasanti achacó este retroceso en el sector a las “condiciones climáticas” que ha vivido Paraguay en el último año debido al temporal de lluvias que causó inundaciones en distintos puntos del país.

El presidente de la ARP también apuntó a las consecuencias que tiene la “crisis económica” que atraviesa Paraguay, así como a la influencia de la situación que viven otros países de la región como Argentina o Brasil.

“La ganadería es uno de los pilares de Paraguay y eso significa que si la economía se resiente la ganadería también”, aclaró el presidente del gremio.

EFE

Fuente:

Publicidad