25 de julio de 2019 12:47 PM
Imprimir

Ante la posibilidad de que vuelva Cristina, la Mesa de las Carnes cierra filas y dice que “este es el camino”

CompartiremailFacebookTwitterLa presentación en sociedad de la Mesa de las Carnes sucedió en la Exposición Rural de 2015, justo en momentos en que el país se debatía electoralmente entre Daniel Scioli y Mauricio Macri. Ganó éste último y eso marcó el fin de tres gestiones kirchneristas que, a los ojos de casi todos los actores del […]

La presentación en sociedad de la Mesa de las Carnes sucedió en la Exposición Rural de 2015, justo en momentos en que el país se debatía electoralmente entre Daniel Scioli y Mauricio Macri. Ganó éste último y eso marcó el fin de tres gestiones kirchneristas que, a los ojos de casi todos los actores del sector, fue deplorable para la actividad.

Han pasado cuatro años y en esta Exposición Rural de 2019 la Mesa de las Carnes volvió a posar para la foto: todas juntas, treinta entidades vinculadas con la producción de carne vacuna, ovina, porcina y aviar. Ahora el país se debate entre la continuidad de Macri y el regreso de Cristina Kirchner. Muchos fantasmas sobrevuelan en el ambiente. Por eso esta foto cobró mucho más valor.

Sin llegar a decir por quién hay que votar ni nada parecido, el mensaje emitido luego de esta reunión de la Mesa de las Carnes fue que a pesar de que falta una enormidad de cosas para corregir, el rumbo de la política ganadera elegido por Cambiemos es el correcto. Flor de mensaje hacia Alberto Fernández y su compañera de fórmula: en ganados y carnes, ni se les ocurra cambiar de fórmula.

En Palermo, bien temprano, habló el Secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, que había sido artifice de la conformación de esta Mesa en 2015 y luego la alimentó con interminables reuniones de competitividad, en muchas de las cuales incluso se snetó el rpesidente Macri. El funcionario destacó la apertura de mercados en el mundo para la carne argentina y el horizonte positivo para la industria. El funcionario puso el acento en recordar “donde estábamos en 2015 y dónde y cómo estamos hoy”.

El empresario Luis Bameule, ex Quickfood, actuó de moderador a la falta de David Lacroze, el coordinador original, quien estaba de viaje. Desde ese rol, Bameule destacó todo lo que se hizo, sin dejar de reconocer que queda mucho por hacer. La Mesa nuclea a más de 30 entidades y organizaciones de toda la cadena bovina, porcina, aviar y ovina. Como dijimos en aquel 2015, nunca antes se había visto tanta unidad entre estos sectores.

Bameule empezó por lo que queda por hacer. Dijo que hay problemas de financiamiento, de aranceles altos, de informalidad, presión impositiva e impuestos distorsivos. En lo que hay para mejorar, citó la tasa de destete y al peso de faena. “Mejorar todo esto nos tiene que permitir aumentar la oferta al mundo”, sostuvo.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, valoró “las mesas que trabajan integradas” y sostuvo que “indudablemente este es el camino a seguir, mirando cómo mejorar esta competitividad que incluye a toda la cadena”.

Pelegrina reconoció “el apoyo del gobierno y del propio presidente de la Nación que se hace presente y toma nota; y luego controla a sus funcionarios sobre lo que avanzamos o no. Por este camino vamos a poder plasmar la grandeza de nuestra actividad que se desarrolla en todo el país y trae progreso y arraigo para nuestra Argentina que queremos que se desarrolle integrada y federal”.

Luego se dio lugar a “La Agenda de las Carnes”, donde Fernando Canosa y Víctor Tonelli, coordinadores técnicos de la Mesa, pusieron en valor la efectividad de la Mesa y rindieron homenaje al fallecido Héctor Salamanco, a quien reconocieron como “el gran impulsor”.

También se enumeraron las políticas públicas que se pusieron como metas iniciales para potenciar el proceso de cambio destacando el incremento de la oferta de novillos, el control de las reglas de competencia y la mejora del acceso comercial y sanitario a los mercados. El incremento del empleo formal, eliminando la precarización y aumentando la capacitación de los operarios fortaleciendo a los pequeños productores y fomentando el arraigo, fue otros de los ítems fundacionales remarcado.

Dijeron que la Argentina ahora está mejor posicionada en el ranking global y que ese es uno de los logros que anima a los productores. “Estamos en el quinto puesto y recuperamos protagonismo en el mundo”, señaló Tonelli, aclarando que “todas las carnes crecieron en el mercado interno”.

Este panel enumeró lo que queda por hacer y lo que ha tenido poco avance. Ahí se incluyó la reducción de la carga impositiva, especialmente las cargas provinciales y municipales para ganados y carnes. También sugirieron mayor incentivo a la producción de novillos, y estímulos para mejora productiva en cría e invernada.

Fuente:

Publicidad