26 de julio de 2019 12:00 PM
Imprimir

Conozca sobre la Anemia Infecciosa Equina (AIE)

AIE es una enfermedad viral como su nombre lo indica, causada por un virus que viaja en un vector que generalmente es un insecto volador, en este caso es el Tábano.

Así lo dio a conocer Germán Ramírez, médico veterinario de la Universidad de La Salle, especialista en reproducción y clínica equina, maestría en reproducción y clínica equina de la Universidad Austral de Chile y profesor de medicina interna equina de la Fundación Universitaria Agraria de Colombia (Uniagraria).

 

“Se da en climas medios, en alturas que no sobre pasan los 1.800 – 1.500 msnm. Sin embargo, tenemos la enfermedad en la sabana de Bogotá que presenta algunos casos por algunos factores de orden epidemiológico, aseguró Ramírez.

 

El mal es muy grave. Es causado por un virus que muta mucho en el transcurso del tiempo, es de la familia de los retrovirus, muy parecido al virus que causa el sida en los seres humanos, agregó.

 

Síntomas

Esta enfermedad es supremamente aguda y generalmente hay una anemia gravísima, el animal se ve muy flaco –en términos médicos lo llaman emaciación–, se le notan las costillas y presenta hemorragias en diferentes partes del cuerpo; afecta también algunos órganos internos como el vaso, los ganglios linfáticos, el hígado y tendrá alteraciones generalizadas de este tipo, indicó el profesional.

 

Muchas veces y lo más grave de esto es que no hay sintomatología. El equino se ve bien, gordo, saludable y cuando se le hace la prueba de anemia infecciosa equina, que es de tipo inmunológico con la sangre del animal, o un test de neutralización en gel de agar, resulta positivo”, aseveró Ramírez.

 

Hay mucho animal que aparentemente no tiene la enfermedad, pero puede ser portador y así se disemina la AIE entre caballos sanos, añadió.

 

Tratamientos

 

Teniendo en cuenta que es viral y que es tan grave la sintomatología porque el animal inclusive puede morir por Anemia Infecciosa Equina, no hay tratamiento contra el virus, expresó el profesional.

 

Según Ramírez, lo que se hace son paliativos como vitaminas o tratamientos que pueden tratar de ser un soporte para una afección de orden anémico. Se le dan hematínicos, vitamina B12, medicamentos que hacen leer mejor en la producción de glóbulos rojos.

 

El profesional dijo que, si se es una persona ética y consciente de que se está tratando un animal con esta infección y que este puede ser diseminador de la enfermedad, lo que se debería hacer en ese caso es el fusil sanitario, recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

 

El animal portador debe ser sometido a cuarentena y después depende de la sintomatología que debe sacrificarse o enviarse a confinamiento, es decir, a un sitio donde esté totalmente aislado y no sea foco de infección para los otros animales sanos”, sentenció.

 

Se recuerda que el diagnóstico y tratamiento debe ser realizado por un profesional.

Fuente:

Publicidad