27 de julio de 2019 12:02 PM
Imprimir

Desde hoy funciona la Mesa de Competitividad Genética

Las forman entidades de criadores, organismos públicos y de investigación. Alfonso Bustillo asumió como Presidente del Foro.

A partir de este viernes quedó habilitado el funcionamiento de la Mesa de Competitividad  Genética en la que participan todas las entidades de criadores, la Sociedad Rural Argentina (SRA), universidades, el INTA, el  CONICETE, que se convertirá en el brazo formal de las tareas que se vienen realizando desde hace tiempo en materia de investigación genética.

El anuncio fue hecho el miércoles último por el Sub Secretario de Ganadería de la Nación, Rodrigo Troncoso, en la presentación del Foro de Genética Bovina, en el marco de la Semana de la Carne que se realiza en el ámbito de la 133ª Edición de la Exposición Ganadera de Palermo.

La Mesa sentará a todos los actores para que discutan y debatan distintos temas para decidir visiones en común. La riqueza de la Mesa está en ordenar prioridades a partir de la discusión y el debate entre todos los actores.

“La creación de la Mesa seguirá con la línea de trabajo que veníamos realizando en otras áreas y otras mesas y, una de las grandes virtudes que tiene  este mecanismo es que  se puede trabajar con una agenda y una fecha fija, donde todos sabemos (sector público y privado) que hay que hacer, para cunado y como. En el sector de genética se viene trabajando, pero a partir del formato de mesa nos da una obligación mutua distinta”, detalló Rodrigo Troncoso.

El funcionario, en declaraciones a www.noticiasagropecuarias.com, explicó también que desde hace tiempo se viene trabajando con temas como el SENASA, la apertura de Mercados o, negociaciones con distintos productos que pueden ser semen,  embriones o hacienda en pie: “Nos da una formalidad que no tiene y a la vez nos permite convocar a otros organismos o temas que sean necesario destrabar, simplificar, además de tener una agenda que nos compromete a todos”, amplió.

Con relación a los temas pendientes en materia de genética, Troncoso, al referirse a las asignaturas pendientes estimó que “la normativa sobre tipificación por calidad que queremos cerrar en estos días, es una de las herramientas que apalancarán a la genética, porque avanza muchísimo y hay un montón de información que tenemos sobre la genética argentina y no se le da el valor que debería tener puertas adentro, porque no hay forma de medir y que el productor reciba un precio acorde a la genética que aporta en su producto”, precisó.

En ese sentido explicó que se cuenta, por ejemplo, con información como la facilidad de parto y: “Tenemos el caso de un productor que  compra un toro o una vaca y la ventaja es que se la puede ver, pero hoy con la información genética, en el mundo y en nuestro país, podemos conocer  la conversión en carne, una mejora en el área de bife o en el marmoleo. En resumen es información que tiene mucho valor en el producto final, pero como en Argentina no tenemos un sistema de medición de esas características, la información no llega nunca al productor y, eso la industria no lo paga”, añadió.

“A partir de tener una reglamentación que permita medir esos atributos, los frigoríficos también comenzarán a medirlos y a utilizarlos, el productor va a valorizarlos y pedirá terneros que permitan mejorar alguno de esos atributos. Comenzamos a poner en valor un montón de datos que ya están en la genética argentina, creo que esa es una asignatura pendiente, no tanto por la genética, sino más por una responsabilidad del Estado”, definió.

 

CAMBIO DE MANDO

Bustillo asumió como presidente del Foro de Genética

En la primera jornada de la Semana de la Carne, durante la presentación del foro de Genética Bovina, se concretó el cambio de autoridades de la entodad y fue elegido presidente Alfonso Bustillo, quien se despeña como vicepresidente de la Asociación Argentina de Angus.

Bustillo reemplazó en su cargo a Martín García Fernández que cesó en su mandato.

“Es un momento muy bueno y es auspicioso que se forme la Mesa de competitividad de Genética, porque todo el trabajo que veníamos haciendo en el Foro encontrará una connotación muy importante en esta nueva instancia desde el Estado y creemos que va a ayudar mucho al negocio de la genética”, precisó el Cabañero.

Respecto a la actividad esperada a partir de esta nueva instancia, el Estado prestará más atención, “aunque siempre nos escuchó y partir de la Mesa, seguramente pondrá más énfasis”, agregó.

Con relación al pago de la calidad genética por parte de la industria a la hora de comprar un novillo, Bustillo aclaro que pagan lo mismo por “un novillo que tiene marlín o el que no lo tiene, no reconoce al criador, ni tampoco el trabajo de selección, solo paga kilos, es una asignatura pendiente”, detalló.

Con respecto a la importancia que pueda tener la Mesa de Competitividad Genética en el funcionamiento del acuerdo de libre comercio entre la UE y Mercosur, Bustillo consideró que una vez firmado todos los acuerdos, es muy bueno que la genética argentina llegue a la Unión Europea. Todo lo que sea apertura de mercado es muy bueno”, concluyó

Fuente:

Publicidad