28 de julio de 2019 11:35 AM
Imprimir

LAS EXPORTACIONES ABREN POSIBILIDADES PARA EL NEGOCIO DEL CERDO, CELEBRAN EN LA EXPO RURAL DE PALERMO

CompartiremailFacebookTwitterLas exportaciones abren un mar de posibilidades para el negocio del cerdo, celebraron referentes del sector en la edición número 133 de la tradicional Exposición Rural de Palermo. El análisis de las perspectivas del negocio del cerdo se llevó a cabo en el marco de un panel organizado por el integrante del Comité de Porcinos […]

Las exportaciones abren un mar de posibilidades para el negocio del cerdo, celebraron referentes del sector en la edición número 133 de la tradicional Exposición Rural de Palermo. El análisis de las perspectivas del negocio del cerdo se llevó a cabo en el marco de un panel organizado por el integrante del Comité de Porcinos de la Sociedad Rural Argentina y gerente comercial de Agroceres PIC Argentina, Juan Manuel Bautista.

 

También estuvieron presentes el gerente de Argenpork, Guillermo Proietto, y el propietario de Isowean y presidente de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos, Lisandro Culasso.

 

“Recordemos en 2018 cuál era el panorama. Eramos un país importador de cerdo. Hoy entramos oficialmente al mercado mundial de las exportaciones de carne porcina. Y en un punto que era una debilidad del sector, la exportación, de golpe nos pusimos la camiseta y salimos a jugar el partido.

 

El negocio ha cambiado, la ecuación ha cambiado, el futuro se presenta promisorio”, sostuvo Bautista. En tanto, Culasso describió el modelo asociativo con el que pasó de tener 200 madres a 6.500: “Como productor de granos me enfermaba pagar el costo del flete al puerto y allí empecé a madurar la idea de agregar valor.

 

Vi el cerdo como una chance. Así en 2007 arrancamos Isowean y un experto nos armó un plan de negocios para tener 6.000 madres, cuando teníamos 200. Parecía impresionante”.

 

El modelo Isowean es asociativo, en que la granja se encarga de la producción de los lechones que son engordados por terceros: el sistema es muy parecido a la hotelería de un feedlot, a la hora de definir la estructura y los contratos. Por su parte, Proietto auguró un futuro prometedor para el negocio y lo puso en números: “En 2030, podemos pensar en exportar 15% a 20% de la producción, creciendo anualmente de un 6 a 10% en lo que producimos.

 

Eso implica una producción primaria de 550 a 600 mil madres, 1,1 millones de toneladas totales de producción, exportaciones por 165 mil toneladas y un consumo por persona de 20 a 22 kilos de cerdo al año. No es imposible”. Y concluyó: “Lo que pasa con China es de mucha magnitud. Las empresas necesitan internacionalizarse y ser más competitivas en el esquema de ventas. La exportación es una herramienta valiosa para optimizar la venta”.

Fuente:

Publicidad