30 de julio de 2019 00:40 AM
Imprimir

Mantener la integridad intestinal contra la Clostridiasis porcina es la base para contrarrestar los procesos entéricos infecciosos

CompartiremailFacebookTwitterEl uso de mejoradores intestinales es una herramienta para el control de los problemas entéricos de los porcinos. Su administración hoy día, requiere de tener mayor efectividad y actúen directamente en el órgano blanco que es el sistema digestivo. La presencia de agentes infecciosos tuvo lugar al uso de antibióticos como promotores de crecimiento. Sin […]

El uso de mejoradores intestinales es una herramienta para el control de los problemas entéricos de los porcinos. Su administración hoy día, requiere de tener mayor efectividad y actúen directamente en el órgano blanco que es el sistema digestivo. La presencia de agentes infecciosos tuvo lugar al uso de antibióticos como promotores de crecimiento. Sin embargo, este manejo hasta cierto punto, controlaba los problemas entéricos en general, ya que se presentaba también una sub dosificación sistémica, el cual se recaía en procesos de resistencia antimicrobiana ajena al sistema digestivo (1,4).

Una problemática presente en los porcinos es el “Síndrome hemorrágico intestinal” donde se observa enteritis hemorrágica aguda. Se ha observado  frecuente en las engordas, se puede decir que se presenta con una estacionalidad y alta letalidad. Si bien, en este síndrome los animales no tienen diarrea, la presentación cursa de forma sobreaguda con muerte súbita, es decir, con una letalidad del 100 % afectando del 2 al 5% de los cerdos en finalización. Puede representar del 30 a 50 % de las causas de mortalidad en esta etapa. Afecta principalmente cerdos en crecimiento entre los 4 a 6 meses de edad (70 a 120Kg). El tamaño y el excelente estado de salud de los animales afectados es lo que marca su gran importancia a nivel económico. Las causas que permiten o predisponen a este síndrome no están del todo esclarecidas. El cambio de alimentos, la falta de suministro de la ración por varias horas a causas de fallas operativas o mecánicas, el hacinamiento, el uso de principios activos en la ración y la época del año, entre otras, parecen predisponer los efectos clínicos en los cerdos, principalmente a los de mejor condición física. Estas causas podrían modificar la flora microbiana y provocar proliferación de las bacterias con liberación de endo o exotoxinas (Clostridiumspp) o alterar la fisiología intestinal desarrollando el síndrome hemorrágico intestinal (1).

La infección entérica son causadas por C. perfringens y C. difficileClostridium perfringens es dividido en 5 tipos de toxinas (A-E) con base a la producción mayor de toxinas, eso incluye alpha (C. perfringens toxina alpha [CPA]), beta (C. perfringenstoxina beta [CPB]), épsilon (C. perfringens toxina epsilon [ETX]), y iota (C. perfringens toxina iota [ITX]) (cuadro 1). Las cepas tipo A son parte de los microorganismos intestinales presentes en los animales de sangre caliente y por lo tanto son comunes en el medio ambiente (3).


Para disminuir el efecto de acuerdo a las condiciones de cada granja, se cuenta con dos productos de Pisa Agropecuaria S.A. de C.V., PISADIUM® Y BAMEDILATO® PREMIX, para el control de la clostridiasis porcina que afecta a los animales en producción.


PISADIUM® 
es un producto antimicrobiano elaborado a base de enramicina, su molécula pertenece a la familia de los polipéptidos, producto de la fermentación de Streptomyces fungicidicus, y actúa contra los diferentes agentes clostridiales que se encuentra en el sistema digestivo.


Indicaciones y dosificación de uso:


PISADIUM® 
se indica para el tratamiento y metafiláxia de bacterias que afectan la productividad de aves y cerdos, principalmente bacterias patógenas Gram positivas en condiciones aeróbicas y anaeróbicas. La dosis general de enramicina para aves y cerdos es de 5 a 10 ppm, equivalente a 63 a 125 g de Pisadium® por tonelada de alimento, se puede administrar en todas las etapas productivas, dado que la enramicina no se absorbe por el organismo, el periodo de retiro es cero días.


BAMEDILATO® PREMIX 
 premezcla antibiótica, útil en el control de infecciones causadas por microorganismos sensibles a bacitracina metileno disalicilato.


Indicaciones y dosificación de uso:


BAMEDILATO® PREMIX  
Se indica para cerdos en crecimiento y finalización, en el control de la disentería porcina asociada a Serpulina hyodysenteriae.  En cerdas gestantes, se indica en el control de la enteritis causada por Clostridium perfringens. Para el control de enteritis necrótica  causada por Clostridium spp.

La dosis general de Bacitracina Metileno Disalicilato en  cerdos en crecimiento y finalización es de 275 ppm, equivalente a 2.5 kg de BAMEDILATO® PREMIX por tonelada de alimento durante 21 días,  en cerdas gestantes  275 ppm  (2.5 kg de BAMEDILATO® PREMIX por tonelada de alimento por  14 días) antes de la fecha de parto y hasta los 21 días postparto.

La inclusión de PISADIUM® o BAMEDILATO® PREMIX  en la alimentación de los porcinos en las diferentes etapas productiva, permite elaborar un esquema de medicación y rotación para el control de las enfermedades entéricas presentes en la granja.

BIBLIOGRAFÍA:

1. Butaye P, Devriese L, Haesebrouck F. Antimicrobial Growth Promoters Used in Animal Feed: Effects of Less Well Known Antibiotics on Gram-Positive Bacteria. Clinical microbiology reviews, Apr. 2003. Vol. 16, No. 2; p. 175–188.

2. Carranza A., Corrales J., Ambrogi A. Enfermedades que producen diarrea en cerdos en las etapas de desarrollo y terminación. Memorias del V Congreso de Producción Porcina del MERCOSUR, Córdoba, Argentina, 2006.

3. Diseases of swine, 10ª Edicion, 2012; pag. 709-722.

4. Farmacologia Veterinaria, 4ª Edición, 2015; Pag 476.

Fuente:

Publicidad