2 de agosto de 2019 11:37 AM
Imprimir

La empresa privada que invirtió 10 millones de dólares en vacunas contra la fiebre aftosa

La planta de Biogénesis Bagó en Garín tiene una capacidad productiva de 300 millones de vacunas antiaftosa por año. Desde allí se abastece a los mercados latinoamericanos donde 3 de cada 10 dosis aplicadas son provistas por esta empresa.

Listada por la Organización Mundial de Sanidad Animal -OIE, por su sigla en inglés- entre las enfermedades de declaración obligatoria con mayor riesgo sanitario, la fiebre aftosa representa un riesgo latente para los países con actividad ganadera, este virus afecta al ganado bovino, ovino, porcino y caprino.

Debido a los avances en tecnologías como vacunas, diagnóstico y a la implementación de rigurosas estrategias de control sanitario, hoy Argentina es un país libre de fiebre aftosa con vacunación en la mayor parte del territorio.

Con el objetivo de continuar por esta vía, Biogénesis Bagó invertirá 10 millones de dólares en su planta de producción de vacunas contra la fiebre aftosa ubicada en la localidad bonaerense de Garín, con el objetivo de actualizar su sistema de calidad y adecuar los niveles de bioseguridad a la nueva normativa establecida por SENASA de Argentina y los requerimientos de países donde la empresa proyecta su mayor crecimiento.

La fiebre aftosa representa un riesgo latente para los países con actividad ganadera, este virus afecta al ganado bovino, ovino, porcino y caprino.

La fiebre aftosa representa un riesgo latente para los países con actividad ganadera, este virus afecta al ganado bovino, ovino, porcino y caprino.

Este posicionamiento estratégico está sostenido por programas de expansión territorial de licencias e investigación y desarrollo, en esta etapa enfocado principalmente en el sudeste asiático, donde la compañía, que pertenece a Grupo Insud y es liderada por Hugo Sigman, ya exporta a tres destinos.

“Decidimos invertir en Argentina para generar más conocimiento y producir desde aquí una vacuna de alta calidad a nivel global, atendiendo las demandas específicas de cada mercado que vamos a incorporar. Todo este proceso de actualización de la planta va a permitir consolidar la capacidad, la seguridad y la calidad de respuesta a nivel local y será la base del crecimiento de la empresa en su estrategia de expansión global”, remarcó Rodolfo Bellinzoni, director de Operaciones Industriales e Innovación de Biogénesis Bagó.

En el marco de la 133° Exposición Rural de Palermo, la compañía anunció la inversión que prevé el desarrollo de un plan de ingeniería y obras de infraestructura durante los próximos dos años, que pondrán a la planta en altos niveles de tecnología y bioseguridad para la elaboración de vacunas antiaftosa con el manejo de distintas cepas del virus, que aseguren la respuesta inmunitaria de los rodeos en cada región productiva. Esto constituirá el pilar fundamental para sostener el estatus sanitario del rodeo nacional.

La planta de Garín tiene una capacidad productiva de 300 millones de dosis de vacunas antiaftosa por año. Desde allí se abastece a los mercados latinoamericanos donde 3 de cada 10 dosis aplicadas son provistas por Biogénesis Bagó. Además, se realizan exportaciones a Taiwán, Corea del Sur y Vietnam, donde ya se comercializaron 170 millones de dosis.

La planta de Garín tiene una capacidad productiva de 300 millones de dosis de vacunas antiaftosa por año

La planta de Garín tiene una capacidad productiva de 300 millones de dosis de vacunas antiaftosa por año

“Como planta especializada, proveemos vacuna contra la fiebre aftosa a 11 países y llevamos adelante procesos de transferencia de tecnología, lo que nos permitió instalar una planta de producción en China. También ofrecemos servicios para prevenir emergencias sanitarias a los bancos de antígenos y vacunas en países que no vacunan -libres de fiebre aftosa sin vacunación-“, detalló Bellinzoni.

Biogénesis Bagó prevé sumar destinos a las exportaciones que ya realiza en el sudeste asiático, ya están avanzadas las gestiones en países como Mongolia, Camboya, Laos y Tailandia. En las proyecciones para los próximos cinco años, espera realizar operaciones por USD 100 millones en esta región, pero también tiene intención de abrir mercados en África y Medio Oriente.

 La planta de Garín tiene una producción de 300 millones de vacunas antiaftosa por año. 3 de cada 10 dosis aplicadas en Latinoamérica son provistas por Biogénesis Bagó

Para sostener este fuerte posicionamiento, Bellinzoni explicó que además de la actualización de la planta, se han creado áreas de investigación y desarrollo y de gestión de proyectos a nivel local y global dentro de Biogénesis Bagó, enfocados exclusivamente en Fiebre Aftosa.

“Queremos brindar productos y servicios de alta calidad, diferenciados en cuanto a capacidad de respuesta, calidad y bioseguridad. Argentina ya es un centro de referencia mundial por su capacidad de atender emergencias sanitarias con productos seguros y eficientes”, remarcó.

Actividad en China

Por otra parte, Biogénesis Bagó seguirá invirtiendo en China, donde continúa aportando sus conocimientos para el funcionamiento de la planta de producción de vacunas contra la Fiebre Aftosa más moderna del mundo que construyó en ese país en un acuerdo comercial con la farmacéutica Hile Biotechnology.

Bellinzoni informó a la oficina comercial de Shanghái, que ya cuenta con 14 colaboradores, que se sumará la creación de un centro de investigación y desarrollo sobre enfermedades bovinas que afectan a los rodeos chinos, para lo cual tiene previsto establecer alianzas de trabajo con instituciones científico-técnicas del lugar para generar conocimiento y desarrollar soluciones sanitarias específicas.

De esta manera, la compañía busca diversificar el portfolio de productos en China, más allá de la elaboración de vacuna antiaftosa en la planta Yangling Yinhai Biotechnology.

Esta planta tiene una capacidad de producción de 400 millones de dosis al año y se construyó exclusivamente para abastecer al mercado chino, que demanda anualmente 2 mil millones de dosis, sobre un total mundial de 3 mil millones de dosis.

Fuente:

Publicidad