5 de agosto de 2019 02:00 AM
Imprimir

Tras el escándalo de los veganos, esta vez fue Greenpeace la que protestó en la Rural

A pesar del fuerte operativo de seguridad desplegado luego del escándalo protagonizado por los veganos en el predio de La Rural, los ecologistas de Greenpeace se las ingeniaron para llevar este sábado su reclamo a la fiesta agroganadera más importante del país. Apenas se inició el discurso del presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, […]

A pesar del fuerte operativo de seguridad desplegado luego del escándalo protagonizado por los veganos en el predio de La Rural, los ecologistas de Greenpeace se las ingeniaron para llevar este sábado su reclamo a la fiesta agroganadera más importante del país.

Apenas se inició el discurso del presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, los espectadores que estaban sentados en las gradas se sorprendieron al observar que, a espaldas del orador, unos banderines amarillos cayeron desde las estructuras del mismo escenario y se desplegaron mostrando un claro mensaje de crítica al avance de la ganadería sobre montes y bosques.

“Ganaderos basta de desmontes” y “Destruir montes es un crimen”, advirtió Greenpeace para concientizar sobre los desmontes selectivos autorizados para la producción de ganadería intensiva en Santiago del Estero, Chaco y Córdoba.

Ese insólito episodio fue advertido por el mismísimo presidente Mauricio Macri y la primera dama Juliana Awada, quienes estaban en primera fila a un costado de Pelegrina.

Para esa ONG, esos desmontes “son una clara violación a la Ley de Bosques” ya que que los planes de expansión de la ganadería en el norte del país “ponen en riesgo a más de 10 millones de hectáreas de bosques nativos”, aseguran en su página web.

“Desde que se sancionó la Ley de Bosques a fines de 2007, en la provincia de Salta la Sociedad Rural viene reclamando su derogación y que se habilite la posibilidad de desmontar 5 millones de hectáreas para el desarrollo de la ganadería intensiva”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

A pesar de que los carteles tomaron por sorpresa a los presentes, duraron pocos minutos y algunos ni siquiera llegaron a visualizarla ya que fueron arrancados de inmediato por los mismos funcionarios que acompañaban a Pelegrina.

La acción se da en el marco del lanzamiento del reporte “El sacrificio de los bosques del Gran Chaco”, que contó con una investigación de más de un año. En el informe, se revela a algunos de los responsables detrás del negocio ganadero que está destruyendo a los bosques chaqueños: grandes frigoríficos de Argentina que exportan carne vacuna a grandes supermercados y mayoristas de Europa e Israel.

Fuente:

Publicidad