5 de agosto de 2019 12:26 PM
Imprimir

Gran año para el trigo

Hace 10 días se terminó de sembrar la mayor área triguera en la región núcleo, se tratan de 1,7 M de ha, un 9% más que el año pasado.

En Pergamino, por ejemplo, explican que muchos productores que no hacían trigo, en este año pasaron a sembrar un 30% de sus campos, y los que sí venían haciéndolo también sembraron más. Y el agua juega a favor de este ciclo 2019/20. Las lluvias de la última semana fueron fundamentales para completar las estadísticas pluviométricas mensuales: 10 a 30 mm que estuvieron a favor de la franja este y del sector norte. Pero incluso los sectores con menos acumulados, cuentan con reservas en profundidad más importantes que el año pasado. En la región hay numerosos sectores con la napa a 75 cm del suelo.

Las lluvias también sirvieron para no dudar en aplicaciones de fertilizantes que estaban pendientes y reajustar con mayores dosis, cómo en Carlos Pellegrini o Cañada de Gómez dónde dicen que “estas lluvias son oro en polvo para el trigo”. Son cada vez más numerosos los planteos que se fertilizan apuntando, “mínimo, a 50 quintales”, como en Pergamino. Las lluvias y las mayores temperaturas mejoraron la condición del cultivo. Ahora el 50 % de la región está en condiciones muy buenas a excelentes. Los cuadros han cambiado de aspecto, “relucen de verdes”, cuando el 93% ya está macollando. Falta mucho por transitar, pero hay razones de peso para proyectar un rinde por encima de los 40 quintales y una producción de más de 7 M de Tn. La región tiene grandes chances de ser el nuevo bastión triguero que aporte la tercera parte del trigo argentino.

Fuente: GEA

Fuente:

Publicidad