6 de agosto de 2019 16:29 PM
Imprimir

Gabriel Levy y los corderos a Japón: “Queremos enviar 180 toneladas por zafra”

El gusto de comer un delicioso cordero patagónico ya no es solo cosa de argentinos. Los japoneses también podrán hacerlo, ya que hace unos días partió hacia allá un primer embarque,exploratorio, de 12 toneladas de carcasas enteras. “Hace mucho tiempo que llevamos adelante las negociaciones, ya que se trata de un mercado muy exigente. Pero […]

El gusto de comer un delicioso cordero patagónico ya no es solo cosa de argentinos. Los japoneses también podrán hacerlo, ya que hace unos días partió hacia allá un primer embarque,exploratorio, de 12 toneladas de carcasas enteras.

“Hace mucho tiempo que llevamos adelante las negociaciones, ya que se trata de un mercado muy exigente. Pero finalmente pudimos concretar lo que es el primer embarque de carne ovina argentina a Japón”, dijo orgulloso a Bichos de Campo Gabriel Levy, síndico del Frigorífico Faimali ubicado en R+io Gallegos, en la provincia de Santa Cruz. Esa planta destina 60% de su producción a la exportación.

Levy explicó que la res o carcasa entera de cordero pesa aproximadamente 10 a 11 kilos y destacó que “el primer embarque que enviamos a Japón de carne ovina patagónica es ecológica u orgánica, y se envía desde una zona libre de fiebre aftosa sin vacunación”. Ese es el requisito esencial: se puede exportar carne ovina desde el sur de la barrera sanitaria del Río Colorado.

Escuchá el reportaje completo realizado a Gabriel Levy:

Levy explicó que la empresa japonesa NH, encargada de la importación de carne ovina argentina, “es uno de los principales importadores de carne de Japón, concentra más del 30% del mercado y también hay que decir que los japoneses suelen ser cautos. Por eso empiezan de modo lento para evaluar el producto. Pero la idea de ellos es la de entablar negocios a largo plazo y de volumen”.

El sindico del frigorífico Faimali expresó que “la zafra de corderos se extiende durante 6 meses, de diciembre a mayo, con lo cual la producción debe centrarse en esos meses. Queremos crecer en envíos de carne ovina a Japón y lograr 10 contenedores por zafra, con 180 toneladas”.

Levy remarcó que “Faimali realiza exclusivamente faena de cordero, aunque en 2018 hicimos un piloto de faena de carne de guanaco, y que se exportó a Bélgica como una primera prueba”. También describió que “los serios problemas climáticos de la Patagonia entre lo sucedido con el volcán Puyehue, la sequía y el incremento de la población de guanacos que compiten por el terreno con el ovino, redujeron cerca del 30% el stock ovino”.

En cuanto a las acciones de promoción de la carne ovina, Levy consideró que “desde el Ministerio de Agricultura se está fomentando e incluso está el marco de la Ley Ovina que fue sancionada con el objetivo de lograr una producción comerciable, y para lograr doble ingreso, tanto con la lana como con la carne”.

De hecho, ya hay restaurantes de Buenos Aires que venden esta carne. “Manejamos una linea de entre 100 a 200 establecimientos entre restaurantes, lugares de catering y supermercados, para que se distinga la carne ovina patagónica que además es fácil de cocinar. En nuestro caso, les damos todo trozado para lograr una cocción y consumo simples”.

Fuente:

Publicidad