24 de agosto de 2010 13:33 PM
Imprimir

Sustraen 20 tambores de miel valuados en 50 mil pesos

Durante el fin de semana ocurrió un hecho delictivo poco común. En las afueras de la ciudad, un grupo de apicultores tenía acopiada miel en un galpón, la que fue sustraída entre la noche del sábado y la madrugada del domingo.

Se trataba de 20 tambores repletos de miel –de unos 300 Kg. c/u- de un valor estimado en 50 mil pesos. Aparentemente un camión atracó en el fondo del terreno donde cargaron los tambores mientras una camioneta hacía de campana por el frente.

El hecho delictivo contó necesariamente con conocimiento y logística; ya que a simple vista nada hace suponer que en el lugar había tamaño botín y para cargar los tambores son necesarias herramientas propias del sector.

Alberico Schneider, Luis Streck, Isidoro Spiazzi y Victorio Cardinaux trabajan en conjunto en la cosecha y venta de la miel; todos habían vendido su producción, menos Cardinaux quien se encontraba angustiado y no podía salir del asombro.

Según pudieron constatar, no hubo roturas por lo que deben haber tenido las llaves o ganzúas para abrir los candados del frente para llegar al fondo del galpón y abrir la puerta trasera, lo que sólo se puede hacer desde el interior.

Los “ordenados” cacos, hasta acomodaron leña para trabajar con menos obstáculos. Además de lo producido por las abejas se llevaron herramientas varias de importante valor.

Un matrimonio de vecinos dijo haber visto una camioneta extraña a unos metros de donde se produjo el atraco. Por su parte fuentes policiales señalaron que los vecinos no realizaron la denuncia pensando que se trataba de una pareja noviando, lo que es común en la zona de la feria de remates “San José”. Con los datos aportados la pesquisa trata de dar con el mencionado vehículo. Las actuaciones están a cargo del juzgado de instrucción Nº2 Dumon-Pivas.

Hay que señalar que en el transcurso del presente año hubo un hecho de similares características en el departamento Tala; allí se suponía que para concretar el hurto tuvo que haber necesariamente un entregador.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *