9 de agosto de 2019 11:16 AM
Imprimir

El maíz avanza sobre suelos no maiceros: el ejemplo del sur bonaerense

Desde el Congreso Aapresid en Rosario, el Ingeniero Anibal Cerrudo se metió de lleno en la presencia del maíz dentro de los esquemas de producción del sur bonaerense.

Algunas de las ideas que presentó el Ingeniero Agrónomo Anibal Cerrudo en el XVII Congreso de Aapresid, que tiene por lema “30:10000 Conciencia Suelo”, tuvo como uno de los ejes explicitar las bases sobre las que el maíz se adapta a nuevos escenarios productivos y que permitieron que en las últimas campañas ese cultivo haya tomado cada vez mayor importancia dentro de los esquemas de producción del sur bonaerense

Siembras tardías en zona núcleo, siembras de segunda, siembras en suelos arenosos, siembras en suelos someros, se sumaron a la zona oeste o sudoeste de Buenos Aires, donde antes solo había cultivos en suelo maicero o no se hacía. Incluso llegaron a delimitar los campos como maiceros y no maiceros.

En tal sentido, indicó que el maíz está avanzando sobre suelos no maiceros. Explicó que el cultivo crece interceptando energía lumínica y transformándola en energía química. Y que claramente el nutriente más limitante en nuestros suelos es el nitrógeno, el primero que se observa, pero también aparecen los efectos del Nitrógeno, del Azufre, del Zinc, entre otros.

Expuso que el nitrógeno es componente de gran parte del aparato fotosintético, es decir que cumple un rol importantísimo. Sin Nitrógeno la eficiencia del uso de la energía va a ser baja. Lo primero que se afecta es el tamaño.

Así, detalló como se ha modificado el panorama del cultivo de maíz en la zona bonaerense a partir de la adaptabilidad tecnológica, climática y al tipo de suelo. Entre esas modificaciones realizadas en los últimos años, manifestó que, si el agua es la principal limitante para el rendimiento del cultivo en estos ambientes, moviendo la fecha de siembra hacia atrás podía ubicar ese período crítico en uno de menor demanda. De ese modo lo hicieron por ejemplo en Coronel Suarez donde observaron que subía el rendimiento. Pero claro que había que mejorar la tolerancia a enfermedades para ello.

En esa línea, explicó cómo es el comportamiento de diferentes genotipos de maíz en cuanto a rendimiento y estabilidad en siembra tardía en la zona Sur de Buenos Aires. Se refirió al modo de manejar la densidad de siembra en fechas hasta hace un tiempo poco convencionales y como es la interacción con el ambiente y los diferentes genotipos. A su vez, dio detalles de cuál es la respuesta a la fertilización nitrogenada de maíces sembrados en ese contexto.

En definitiva, aseguró que los mejores rindes en maíz dependen de la adaptabilidad no solo a distintos tipos de suelo sino también a la modalidad de siembra

Fuente:

Publicidad