10 de agosto de 2019 11:17 AM
Imprimir

Conoce los alimentos que nunca debes guardar en la nevera aunque sea verano

Algunos alimentos pierden su sabor o textura con bajas temperaturas
Con las altas temperaturas a veces cometemos el error de creer que hay alimentos que necesitan conservarse en el frigorífico cuando en realidad no es así, y las bajas temperaturas pueden estropear sus propiedades principales. Esto es algo que ocurre sobre todo en verano y con las frutas y verduras, pero si conoces algunos trucos para conservarlas frescas en esta época del año, no será necesario. 
Por ello, estos son algunos de los alimentos que no debes guardar en la nevera bajo ningún concepto, si quieres que se conserven en buen estado, según informan diversas webs especializadas:
  • Café. Necesita aire seco para poder respirar y mantenerse fresco, algo que es imposible dentro del frigorífico donde tendrá un aire húmedo que no le favorecerá, por lo que nunca debemos guardarlo dentro.
  • Tomates. Un estudio ha demostrado que este alimento pierde sabor cuando se enfrían durante un tiempo determinado.
  • Todos los cítricos como las naranjas, limones o pomelos. Hay un falso mito sobre que es mejor mantenerlos en la nevera, pero en realidad basta con que estén en un lugar fresco y seco, al igual que los tomates y las cebollas.
  • Jamón serrano. El frío hace que pierda una de sus propiedades principales: el sabor. Por ello es mejor mantenerlo fuera o, al menos, sacarlo media hora antes de consumirlo.
  • Lo mismo pasa con el chocolate, al que le sale una capita blanquecina que hace que pierda parte de su sabor.
  • Ajo. Necesita una temperatura de aproximadamente unos 16 grados. Al exponerlo a temperaturas más frías, pierde sabor y aparece moho de manera más rápida.
  • Pan. Si lo metemos en el frigorífico se pondrá duro mayor rapidez.
  • Aceite de oliva. Aunque en nuestro país no existe esa costumbre, en muchos países sí, pero lo mejor es conservarlo en un lugar fresco y oscuro, o espesará demasiado.
  • Patatas. En los tubérculos el frío aporta las condiciones óptimas para que proliferen los gérmenes, llegando a poner de color verde las patatas debido a la solanina.
  • Las hierbas, como la albahaca o el perejil, se estropean con el frío. Lo mejor es mantenerlas en agua.
  • Aguacate. Hasta que no esté madurado completamente no debe estar en la nevera o se endurecerá sin haber terminado el proceso de maduración.
  • La miel pierde su textura a bajas temperaturas, por lo que debemos evitar que esté en el interior de la nevera.
  • Plátanos.Si los metemos en el frigorífico puede crearse el efecto contrario al proceso de maduración. Lo mejor es que se conserven a temperatura ambiente.
  • Crema de cacao o de cacahuete. Estas cremas se solidificarán de una manera muy rápida con el frío, por lo que su textura dificultará mucho poder untarlas para disfrutar de ellas.
Fuente:

Publicidad