24 de agosto de 2010 14:54 PM
Imprimir

El riesgo de los negocios con Rusia

La economía rusa registrará un crecimiento positivo aunque moderado de 4%. Si bien es un mercado atractivo, hay que actuar con cautela, dicen expertos.

La Federación Rusa es un mercado cada vez más atractivo para el sector frutícola y vitivinícola nacional. De hecho, cifras manejadas por Asexma señalan que las exportaciones han aumentado 58,47% en relación con el año 2009.Frente a mercados cada vez más saturados, Rusia se visualiza como una ventana para conquistar nuevos compradores. A eso se suma, que en corto tiempo las frutas, particularmente las manzanas, las uvas de mesa y los kiwis, así como el vino están logrando un fuerte posicionamiento en dicha plaza y, con ello, una mayor demanda por los envíos.En 2009 Chile exportó a Rusia 247 millones de dólares. Entre otros productos, los de la agricultura primaria totalizaron US$ 74,5 millones y los de la industria de los alimentos, US$ 125 millones. Destacan las uvas frescas con US$ 35,3 millones, los vinos con US$ 27,7 millones y las manzanas con US$ 19,5 millones.Pero el que Rusia esté en la mira de los exportadores, como atrayente alternativa, no lo transforma en un negocio garantizado, dado que dicho país tiene una alta tasa de impagos. Por ello, los especialistas aconsejan mirar con cautela ese mercado y tomar los resguardos necesarios, de modo de garantizar el pago del envío."Ello se hace aún más urgente en los negocios frutícolas o de las viñas, que están en etapa de inicio o no han logrado aún diversificar los mercados exportadores. De concentrar sus envíos en sólo este nicho aumentan su riesgo, no en igual medida empresas consolidadas y/o diversificadas en varias plazas del mundo", explica Louis des Cars, CEO Coface Chile.Rusia podría mejorarUno de las principales desafíos que tiene que subsanar Rusia es restablecer la confianza, en particular facilitando el acceso a información fiable sobre las empresas."Rusia se vio gravemente afectada por la crisis y Coface registró un fuerte deterioro de su experiencia de pago hasta finales de 2009, tendencia que se mantiene con algunas variaciones positivas, pero no sustanciales en lo que va del presente año", afirma Des Cars.Según la multinacional de seguros de créditos de exportación, durante 2010, la economía rusa debería registrar un crecimiento positivo, pero moderado de alrededor de 4%, después de un crecimiento negativo de 7,9% en 2009, gracias al repunte de los precios del petróleo, a efectos de base y entradas de capital después de varios meses de desconfianza. Por ello, Coface en su calificación de riesgo país de Rusia la puso en C, bajo vigilancia positiva. Cabe destacar que la evaluación de riesgo país de esta entidad refleja el grado en que un compromiso financiero de una empresa privada rusa es influenciado por las perspectivas económicas, financieras y políticas del país.No obstante, la economía rusa se enfrenta a debilidades estructurales en el ámbito de la dirección de las empresas. Coface en su publicación de calificación de clima empresarial, que evalúa el nivel de riesgo para realizar negocios en un determinado país, sobre la base de la información disponible de las empresas y la protección jurídica para los acreedores, ha puesto a Rusia en B. Es decir, el entorno económico y político es inseguro y susceptible de afectar los comportamientos de pago.La nota es la más baja de los países BRIC (Brasil, Rusia, India, China)."La transparencia media de las cuentas de las empresas rusas, así como la eficacia y la imparcialidad de los derechos de los acreedores podrían mejorar significativamente", agrega Des Cars.Ello es de suma importancia, agrega, debido que siendo un país con gran potencialidad para atraer a su mercado productos de gran valor, como la fruta y el vino chileno, se ve desmerecido en su atractivo al no tener las mejores condiciones comerciales para acrecentar esa veta. A la espera de eso, se hace urgente que los exportadores chilenos conozcan a plenitud a su socio comercial y estén permanentemente monitoreando su comportamiento de pago, como también anticipándose a tomar las medidas de resguardo en caso de un siniestro, particularmente si este país concentra el mayor porcentaje de sus colocaciones, plantea el ejecutivo.   Fortalezas El consumo de los hogares es moderado, sin embargo se prevé que debe tener un repunte que en la segunda mitad de 2010, dado que el mercado laboral ha dado algunos signos de mejoría, y con ello un buen augurio para un cambio positivo en los gastos de los hogares en los próximos trimestres. Las empresas que sufrieron las consecuencias de la crisis han obtenido un mayor acceso al crédito y a una  mejor tasa de refinanciación. El mercado de valores de Moscú sigue en recuperación, después de la fuerte caída registrada en 2008 y principios de 2009; y el rublo está fortaleciéndose gradualmente, gracias a la revalorización de los precios del petróleo y el retorno de la inversión extranjera directa. Debilidades Rusia estará afectada en su recuperación de persistir en ciertos factores estructurales como la falta de un sistema bancario eficiente, el retraso en la tecnología, la insuficiente inversión en el sector del aceite y los problemas asociados con el clima de negocios.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *