11 de agosto de 2019 11:44 AM
Imprimir

Mendoza exportará mosquitos irradiados

CompartiremailFacebookTwitterSerá a través de Iscamen, que utilizará la técnica del insecto estéril (TIE) -ya aplicada contra la mosca de los frutos- para combatir el dengue en el norte de Argentina y países limítrofes. Del proyecto también participará la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y se trabajará con la Bioplanta que el instituto sanitario posee […]

Será a través de Iscamen, que utilizará la técnica del insecto estéril (TIE) -ya aplicada contra la mosca de los frutos- para combatir el dengue en el norte de Argentina y países limítrofes. Del proyecto también participará la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y se trabajará con la Bioplanta que el instituto sanitario posee en la localidad de Santa Rosa y en los laboratorios de Guaymallén.

En el mundo hay 4 plantas de esterilización de insectos. Mendoza tiene una de ellas. Ahora, a partir de un acuerdo entre la Comisión Nacional de Energía Atómica e Iscamen, la provincia comenzará a exportar mosquitos irradiados con cobalto a Uruguay, Paraguay y el norte de Argentina, con el fin de erradicar enfermedades endémicas como el dengue, el zika y la fiebre chikungunya.

El motivo por el cual Mendoza será la provincia a cargo de abastecer con mosquitos esterilizados al norte argentino y sus países limítrofes -una de las zonas donde más gente muere a causa de las enfermedades transmitidas por estos insectos- radica en la experiencia que ya tiene con el tratamiento de la mosca del Mediterráneo.

“Iscamen posee un knowhow propio por desarrollar esta técnica de control”, explica a MDZ Online el presidente de la institución sanitaria, Alejandro Molero. La técnica que el funcionario menciona es la Técnica del Insecto Estéril (TIE), que utiliza irradiadores de rayos Gamma alimentados por una fuente de Cobalto-60 para modificar la genética de las especies problemáticas.

“Hay 4 bioplantas en todo el mundo -dice Molero-. La más importante está en Guatemala y fue puesta allí estratégicamente por EEUU para evitar el ingreso de plagas a su territorio. Las otras están en Brasil y Canadá y, por último, está la nuestra”.

La esterilización de insectos es una actividad que se mide con cifras millonarias y la demanda de estas herramientas biotecnológicas es tan grande que en otras oportunidades la planta de Mendoza -ubicada en Santa Rosa- tuvo que abastecer con insectos modificados a países como España y Turquía.

En cifras, el año pasado la bioplanta de Iscamen llegó a producir entre 60 y 70 millones de pupas de moscas semanales. Ahora el ente sanitario está preparado para producir de 100 a 450 millones por semana, a razón de USD 500 por cada millón de pupas.

Fuente:

Publicidad