25 de agosto de 2010 06:53 AM
Imprimir

Segmentación de retenciones perdió por paliza

El grueso de la oposición respaldó el proyecto que elimina y reduce las retenciones. Aunque la mayoría de los bloques anticipó disidencias parciales al dictamen le sobraron las firmas. En una reunión tensa hubo cruces entre ruralistas y oficialismo.

Finalmente las comisiones de Agricultura y Economía de la Cámara baja emitieron dictamen para una ley sobre derechos de exportación que deberá ahora analizar la comisión de Presupuesto y Hacienda.Sobre la montaña de proyectos de ley que hubo en algún momento y que crecieron hasta último momento a un total de 31 iniciativas, solamente se trataron tres dictámenes. Uno sobre la propuesta del tucumano Juan Casañas, acompañado por Ricardo Buryaile, otro de los legisladores de la FAA, Ulises Forte y Pablo Orsolini, y el tercero que elaboró el diputado Lisandro Viale, en nombre del Socialismo.En las tres horas y media de reunión no hubo sorpresas, sino discursos reiterados sobre posiciones ya conocidas. Pese a que hasta el último minuto se intentó convencer a la FAA de reducir sus expectativas sobre el sistema de segmentación que proponían al igual que al socialismo, ese acuerdo no fue posible.”Buryaile se empecinó en que el dictamen tenía que salir hoy”, se quejaba un federado en la intimidad. “Estábamos cerca si hubiera esperado un poco más podíamos llegar a un acuerdo” razonó en diálogo con El Enfiteuta. También el peronismo de Felipe Solá pidió más tiempo que no le fue concedido.El apuro por sacar la iniciativa tal vez haya que verlo en la simbólica fecha que coincidía con la caída de las facultades delegadas, aunque el proyecto dictaminado tiene todavía un recorrido por hacer en Presupuesto y Hacienda que se perfila más áspero que el transitado ayer en la reunión conjunta de Agricultura y Economía.Pero lo hecho hasta ahora es un “avance” al decir del titular de la FAA, Eduardo Buzzi, el mismo que un día antes advirtió que de no prosperar la propuesta de la entidad en la segmentación podría quebrarse la unidad de la mesa de enlace. El “avance” que percibió Buzzi fue completamente invisible para los legisladores que otrora fueran sus vicepresidentes y que anticiparon el rechazo al dictamen del proyecto del tucumano Casañas (¿es o no es federado?) que en un rincón celebraron Hugo BIolcati y Luciano Miguens, ambos presentes en el debate.El argumento de los diputados oriundos de la FAA -que luego ampliaron en la misma dirección el socialista Lisandro Viale, y otros diputados de la centroizquierda- fue en defensa de los pequeños productores que continúan siendo para todos ellos el pato de la boda ante un mismo nivel de retenciones aunque se lleven a cero.”Hemos hecho ingentes esfuerzos para alcanzar un dictamen conjunto”, admitió Pablo Orsolini, pero por la insalvable distancia en la propuesta por la segmentación, “nosotros no vamos a acompañar este dictamen”, anticipó el chaqueño. La reacción no se hizo esperar: “Traidores de mierda”, fue la respuesta que se filtró desde el grupo de ruralistas que se dio cita en el anexo.Carbap, presente con toda su plana mayor, había convocado desde el fin de semana a los productores para seguir de cerca la posición que adoptarían los diputados de la nación. La santafesina Alicia Ciciliani (Socialismo) confió al pleno de la comisión que se vio sorprendida porque “recibí la visita de productores” donde plantearon que “estábamos traicionando” el compromiso asumido en la campaña electoral.El titular de la FAA, Eduardo Buzzi, que no estuvo presente en el anexo de Diputados, consideró “como un avance que la segmentación de las retenciones haya estado incorporada hoy en el debate Parlamentario que se dio sobre el tema”. Pese al resultado claramente desfavorable obtenido por la entidad tras una movilización realizada hace menos de una semana, Buzzi minimizó la derrota “más allá de que las distintas expresiones que surgieron hoy de la reunión de las Comisiones de Agricultura y de Economía, que la recogieron en mayor o menor medida, en todos los casos el criterio de pensar en políticas públicas diferenciadas estuvo en el corazón de la discusión”.Quienes sí respaldaron la iniciativa que finalmente logró las 16 firmas de la comisión de Agricultura y 11 de Economía, plantearon un respaldo amplio en términos generales, aunque también ciertas disidencias en algunos casos contradictorias.Por caso el macrismo y la Coalición Cívica de Elisa Carrió subrayaron su desacuerdo no solamente con la segmentación sino también con las retenciones, pese a que el dictamen aprobado elimina todos los derechos de exportación conforme a un cronograma previsto.Varios legisladores, que de todos modos firmaron el dictamen, plantearon diferencias en materia de retenciones a la carne vacuna cuya eliminación llegaría recién en 2013. La propuesta del correntino Lucio Aspiazu, que es productor ganadero, consideró que había que eliminar ahora las retenciones a la carne. En la dirección contraria, la pampeana Irma García (Peronismo Federal) planteó como un tanto imprudente la eliminación total de las retenciones a la carne con un stock ganadero drásticamente reducido en los últimos años. Y pidió una semana más para revisar el dictamen en ese aspecto para medir el impacto en el mercado interno, pero su pedido no prosperó.En materia de granos se dio la misma contradicción en la disidencia, por un lado una CC que no quería dejar retenciones a maíz, y por otro un gran productor como Atilio Benedetti cuya diferencia consistió en que no está de acuerdo con la eliminación total de las retenciones a la soja.El radicalismo, estalló en tres posiciones diferentes. Una contraria al dictamen aprobado (diputados de la FAA), otra a favor de la propuesta (encabezados por Buryaile), y una tercera con disidencias parciales, ya por la exportación de carne, ya por la de granos.El oficialismo barrenó como pudo en una pelea que tenía perdida de entrada por la falta de número pero con habilidad exasperó los ánimos de los presentes en alusiones a las diferencias internas entre las entidades. El primero en generar reacciones en el público fue Alejandro Rossi quien calificó el dictamen de la mayoría como “disparate”, y aseguró que quienes lo avalan “cometen un grave acto de irresponsabilidad política”.No faltaron las apelaciones del oficialismo al festejo que en la noche del “no positivo” dejaron sin beneficios a los pequeños productores que en el debate de ayer todos decían defender. “Biolcati: uno, los pequeños productores: cero”, sintetizó el bonaerense Cuto Moreno y reavivó una vez más los gritos del público.Moreno remarcó que si se hicieran las cuentas de la transferencia de ingresos que produjo la caída de la 125 se llegaría a que los productores más grandes embolsaron unos 7.000 millones de pesos por la eliminación de la segmentación que se había logrado incluir en la Cámara baja durante aquellos días de conflicto.Cerró el planteo del oficialismo la mendocina Patricia Fadel quien consideró que la oposición estaba buscando no eliminar el pago de retenciones sino también el pago de impuestos, por las desgravaciones en otros tributos que plantea el dictamen de mayoría. “Si llegan a ser gobierno en 2012, no van a tener nada para distribuir: ni retenciones ni impuestos”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *