25 de agosto de 2010 21:49 PM
Imprimir

Buenos Aires: el frigorífico La Huella volvió a operar (El Látigo sigue cerrado)

Ambas plantas están en Florencio Varela. Una volvió a trabajar a partir de la "cuotificación" de hacienda. La otra sigue sin actividad y sus 500 trabajadores buscan alternativas para evitar el cierre definitivo.

El frigorífico La Huella (Florencio Varela; Buenos Aires) retomó su actividad luego de experimentar inconvenientes por falta de disponibilidad de hacienda y dificultades para acceder a permisos de embarque (ROEs).

"Si bien el frigorífico estaba con serios inconvenientes, hemos hecho un esfuerzo y estamos comenzando a operar", indicó hoy en diálogo con Infocampo.com.ar Rubén Gargiulo, gerente de la firma. "Dependerá mucho también de la disponibilidad de la hacienda y de la implementación de la cuotificación de la faena para poder operar al 100%", añadió.

La Huella reincorporó a unos 250 trabajadores de los 300 que tenía antes de ingresar en un estado de semi-paralización. Gargiulo espera que la situación de la empresa pueda normalizarse en las próximas semanas.

La empresa comenzó a arrastrar problemas desde marzo pasado, cuando el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno decidió frenar las exportaciones de carne sin previo aviso. Por entonces Gargiulo decidió interrumpir las actividades del frigorífico y la planta fue tomada por sus empleados para reclamar el pago de la "garantía horaria" (ingreso mínimo que debe pagar un frigorífico al suspender a un operario).

Gargiulo administra además otra planta localizada también en Florencio Varelo (Frigorífico El Látigo) que permanece cerrada y tomada a fines de julio pasado por sus aproximadamente 500 operarios.Los trabajadores de El Látigo están iniciando gestiones para evaluar la posibilidad de alquiler la plantay evitar que la misma cierre de manera definitiva.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *