26 de agosto de 2010 08:05 AM
Imprimir

Momento difícil para la ganadería argentina

El presidente del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (IPCVA), Dardo Chiesa, consideró que la liquidación de vientres no ha terminado en la Argentina y trazó un panorama difícil para los próximos meses.

Chiesa encabezó el Seminario Regional "Ganadería y Compromiso. Diagnóstico y propuestas para el crecimiento sostenido de la cadena de la carne vacuna" en esta ciudad entrerriana.

Con unos 350 asistentes, el Seminario Regional Entre Ríos se realizó en el hotel Sol Victoria con exposiciones técnicas e inclusive de estudios de mercado sobre las tendencias de los consumidores.

"La liquidación de vientres está dando 47 a 48 por ciento de faena hembras, el proceso no se ha detenido y se encuentra en la línea mucho feto con pelo quiere decir que se envía vaca preñada", advirtió en diálogo con Noticias Argentinas.

Para el directivo, esto indica que todavía hay en la gente voluntad de deshacerse de los vientres" y no ve "en los próximos meses indicadores de que el negocio vaya a cambiar".

"Cuando vas a un remate feria y no podés vender en 2.400 pesos una vaca preñada cuando pesa 400 kilos y cada kilo vale seis pesos, se termina obteniendo ese valor en faena y eso es lo que está pasando", dijo a NA.

Chiesa sostiene que el negocio de la ganadería no está en un momento floreciente.

Respecto de la autorización sobre cupos de la Cuota Hilton (cortes a Europa) que autorizó la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) opinó que "es bueno que dé los primeros permisos de embarque".

"El tema es si se va a corresponder con los ROE rojo, si van a dar esos permisos de exportación porque lo que ha hecho la ONCCA ha sido asignar cuántas toneladas tiene que sacar el frigorífico", analizó.

Sin embargo destacó que la planta industrial tiene que trabajar, armar las ventas, establecer sus contactos de venta y después obtener los ROE y ahí está el cuello de botella", sostuvo.

En síntesis, para el responsable del IPCVA , "la ganadería está pasando por un momento de recomposición que tiene actores como los productores de CREA que están con precios más acordes que atraviesan un mejor momento, entre comillas, porque hay muchos que liquidaron sus animales y no los pueden volver a comprar.

"Hay otra porción que son los feedloteros o invernadores que están en una posición más apretada porque el costo de la reposición es complicada con precios tan altos se les pone bravo con el precio del kilo de ternero a ocho pesos y a seis el gordo", añadió.

También definió que la "ganadería de punta a punta como negocio, incluidos los frigoríficos, está pasando un momento difícil, no es floreciente ni nada por el estilo".

Respecto de la venta al exterior, admitió que Rusia demanda carne argentina, pero "les estamos mandando poco porque le retaceó mucha mercadería el tema de la barata y de los cortes populares".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *