26 de agosto de 2010 08:17 AM
Imprimir

Uruguay  –   Falta oferta pero hay posibilidades de exportar carne ovina a Canadá

Cortes. Operadores aseguran que en bovinos sólo se demanda trimming

El 2011 no será uno de los mejores años para la importación de cortes bovinos desde Canadá, donde el gran negocio es la colocación de recortes del desosado destinados a la industria. Hay expectativa por carne ovina, pero falta oferta. "No hay expectativa, como hace tres años, para entrar cortes de alto valor en el mercado canadiense", aseguró a El País el broker uruguayo Daniel Zefferino, titular de la importadora Natural Beef Distribution. Los frigoríficos uruguayos colocan en este destino -al igual que en Estados Unidos-, trimming (recortes de carne que se producen durante el proceso de desosado) que se destinan a la industria de la hamburguesa, aunque también se envían algunos cortes como nalga y cuadrada (cadera), que tienen el mismo destino. "Tenemos un mercado cautivo en Canadá que es el de la industria, donde los recortes de carne se destinan a la elaboración de fiambres y hamburguesas. La participación de Uruguay durante el año que viene será en ese segmento, no hay expectativa para entrar con cortes de alto valor", sostuvo el empresario radicado en Canadá. El broker aseguró que los demás operadores que habitualmente trabajan en Canadá con carne bovina uruguaya tienen la misma percepción. "Hoy estamos muy quietos con la carne bovina uruguaya y el año que viene no será la variante", estimó el empresario. Zefferino también descartó, al menos por el momento, cualquier posible aumento en el valor de los trimming uruguayos que se vuelcan al mercado canadiense. "No creo que haya incremento de los precios porque el costo de la hamburguesa tiene un tope y el industrial paga hasta donde puede", explicó. De todos modos, la colocación de carne bovina en Canadá se incrementó bastante respecto a igual fecha del año pasado (último dato del INAC es hasta el pasado 14 de agosto), acaparando un volumen de 13.272 toneladas peso canal. Durante el 2009, a igual fecha, los frigoríficos uruguayos habían colocado 8.397 toneladas peso canal. CORTES OVINOS. Zefferino di-jo a El País que hay buenas posibilidades de negocios en el rubro carne ovina, tras la reciente reapertura del mercado luego de haberse cerrado en el 2001 debido a la epidemia de fiebre aftosa que padeció la ganadería uruguaya. El empresario aseguró que "hay interesados y oportunidades de negocios, pero el gran problema es hoy la falta de oferta". Es que Uruguay tiene cada vez menos lanares y enfrenta no sólo una alta demanda de exportación en pie hacia países de Medio Oriente, sino también de carne ovina. Días atrás, Frigorífico San Jacinto envió la primera muestra de carne ovina al mercado canadiense para ir sondeando productos y volver a retomar la corriente comercial con sus antiguos importadores. Ahora, hay otro frigorífico uruguayo que está interesado en enviar otra muestra. "Tengo interesados pero no se pueden concretar negocios porque la oferta de carne ovina en Uruguay es muy escasa", aseguró el titular de Natural Meat Distribution. De todos modos, cifró sus esperanzas en que, a medida que avancen las esquilas, vaya apareciendo en el mercado una mayor cantidad de corderos y la oferta pueda crecer un poco. Hoy, con precios que son un récord histórico para el ovino, no aparece una mayor oferta y ningún productor retiene los lanares con estos valores que eran impensables. De todos modos, competir en el mercado canadiense contra Australia y Nueva Zelanda no es fácil. "Ellos están mandando un cordero pesado espectacular y se hace muy difícil poder competir contra esa mercadería", advirtió el broker. Por otro lado, en el mercado canadiense también hay que competir contra un cordero local que -según el operador- es de altísima calidad y fresco. Aun así, "hay nichos a explotar".  El País Digital

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *