26 de agosto de 2010 05:00 AM
Imprimir

La Carlota: inversores privados, interesados en adquirir el frigorífico

Nue­vos in­ver­so­res es­tu­vie­ron en es­ta ciu­dad in­te­re­sa­dos en ad­quirir el pre­dio del ex fri­go­rí­fi­co Cerb, in­dus­tria que en el 2004 ce­rró sus puer­tas de­jan­do a más de 50 fa­mi­lias sin tra­ba­jo.

El in­ten­den­te Ja­vier Pret­to con­fir­mó que exis­ten dos in­te­re­sa­dos en com­prar es­tas ins­ta­la­cio­nes, pe­ro de­bi­do a que el pre­dio es­tá afec­ta­do por cues­tio­nes ju­di­cia­les to­da­vía no se de­fi­ne su fu­tu­ro.

“El in­te­rés en in­ver­tir es­tá, aho­ra hay que ha­cer el trá­mi­te le­gal pa­ra ver si el juez que en­tien­de en la cau­sa acep­ta­ría la ven­ta. Los trá­mi­tes son bu­ro­crá­ti­vos, pe­ro hay que ha­cer­los”, pun­tua­li­zó el man­da­ta­rio.

La idea de que se re­fun­cio­na­li­ce es­te es­pa­cio ge­ne­ra mu­chas ex­pec­ta­ti­vas en la co­mu­ni­dad, pues­to que se es­ti­ma que de vol­ver a fun­cio­nar co­mo fri­go­rí­fi­co im­pli­ca­ría la aper­tu­ra de fuen­tes la­bo­ra­les.

“La­men­ta­ble­men­te el edi­fi­cio y las ma­qui­na­rias, por el pa­so del tiem­po y los ván­da­los, se en­cuen­tran des­trui­dos. El ar­qui­tec­to Pa­blo Guz­man, por pe­di­do nues­tro, hi­zo un re­le­va­mien­to de to­da la plan­ta pa­ra ver en qué con­di­cio­nes se en­cuen­tra”.

El in­ten­den­te sos­tu­vo que el lu­gar pa­ra vol­ver a fun­cio­nar re­quie­re de una fuer­te in­ver­sión pa­ra re­cu­pe­rar los ser­vi­cios, co­mo pa­ra vol­ver a equi­par­lo. “Fal­ta el ge­ne­ra­dor eléc­tri­co, las sie­rras, y gran par­te del ca­blea­do. Te­ne­mos que ver si es­to lo sa­có la em­pre­sa o quie­nes pi­die­ron la quie­bra”, señaló el man­da­ta­rio. De con­cre­tar­se la ven­ta di­rec­ta y dar por cul­mi­na­do el pro­ce­so de quie­bra, se­ría muy fac­ti­ble que en cor­to pla­zo es­tos em­pre­sa­rios es­tu­vie­ran ya in­vir­tien­do en la plan­ta.

Los in­ver­so­res ya po­seen fri­go­rí­fi­cos en otros pun­tos del país, de allí que la pla­za de La Car­lo­ta tam­bién les re­sul­ta ren­ta­ble se­gún es­tu­dios de mer­ca­do.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *