22 de agosto de 2019 11:03 AM
Imprimir

La Cámara de Matarifes aseguró que “el gobierno nacional no escucha los problemas que vive el sector”

Tras la reunión de la Mesa de Ganados y Carnes, encabezada en el día de ayer por el Presidente Mauricio Macri.

La Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores emitió un comunicado tras la reunión de la Mesa de Competitividad de Ganados y Carnes, que se realizó ayer y que encabezó el presidente
Mauricio Macri, junto al Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Miguel Etchevehere.

Según informaron, “si bien se abordaron temas de importancia como la exportación de carne, se dejó de lado o se tuvo una visión parcial y distorsionada sobre el consumo local, que es quien más sufre los avatares de la inestabilidad de precios y mayor impacto tiene en la canasta alimentaria de los argentinos”.

“Si bien el crecimiento de las exportaciones y la apertura de nuevos mercados son señales positivas, la caída del consumo local y el incremento de precios producto de la devaluación de nuestra moneda es el objetivo que deberíamos atender con mayor prioridad, si lo que se busca es cuidar a los argentinos y que esta inestabilidad tenga el menor efecto posible sobre las familias, como predican los funcionarios”, aseguraron desde la Cámara.

Y continuaron: “No es a través de los Exportadores, uno de los pocos ganadores con esta devaluación, que se garantizarán precios estables, ya que se trata de algunos cortes que son remanentes de exportación y que no forman parte de la mesa diaria de los argentinos. Tampoco a través de los supermercados, que atienden un poco más del 15% del consumo local”.

“Los precios de los saldos de exportación y de algunos cortes en supermercados no son indicativos de lo que paga los consumidores, ya que el 80% del consumo local se realiza a través de carnicerías, abastecedores y matarifes, que hoy se ven agobiados por los incrementos de costos, producto de competir con la exportación, los aumentos de tarifas y combustibles”, afirmaron desde CAMyA.

En tanto que aseguraron que “también hay que tener en cuenta las necesarias recomposiciones salariales producto, de la perdida en el poder adquisitivo de los salarios, lo que sumado a la enorme presión fiscal transforma en imposible mantener la actividad y los precios. Esta situación no es escuchada, ni se atiende a la realidad del mercado, donde los precios están aumentando y parece que es una realidad que prefiere no verse y solo escuchar el canto de sirenas del sector exportador, que se perfila como el claro ganador en un escenario de devaluación y retenciones congeladas en pesos”.

La Cámara finalizó el comunicado asegurando que “esta visión parcial y sectorial hace que la Mesa de Ganados y Carnes, un ámbito de importantes debates e iniciativas, se transforme solo en una usina de ‘buenas noticias’, escondiendo debajo de la alfombra los problemas concretos y reales que tienen impacto en la gente y en el costo de los alimentos”.

Fuente:

Publicidad