27 de agosto de 2010 11:03 AM
Imprimir

IGC reduce su previsión mundial de cereales hasta los 1.745 millones de toneladas

El Consejo Internacional de Cereales (IGC, en sus siglas en inglés) ha reducido en ocho millones de toneladas su previsión de julio sobre la producción mundial de cereales en 2010/2011, hasta 1.745 millones de toneladas, cifra que supone un 2,35 por ciento menos que en la temporada anterior.

En su último informe de mercado, publicado hoy, atribuye esta reducción en sus estimaciones al descenso previsto en cultivos como el trigo o la cebada en la Unión Europea (UE) y en los países de Europa del Este.

En cuanto al comercio mundial de cereales, el IGC ha reducido en dos millones de toneladas su previsión de julio, hasta 232 millones de toneladas, lo que representa un descenso del 2,9 por ciento en comparación a la campaña anterior, debido al incremento de los precios internacionales de los cereales.

Por su parte, ha situado el consumo mundial en 1.779 millones de toneladas, cifra que supone un aumento respecto al informe del mes anterior, cuando se calcularon 1.774 millones de toneladas, un 0,85 por ciento más que en la campaña 2009/2010.

Asimismo, cifra las existencias mundiales de cereales para final de campaña en 360 millones de toneladas, nueve millones de toneladas menos que en su anterior informe (-8,6 por ciento respecto a 2009/2010), debido a la bajada en las previsiones sobre producción y al incremento previsto en el consumo.

Por cultivos, y en el caso del trigo, el IGC ha revisado a la baja su estimación anterior y ha reducido la producción mundial en siete millones de toneladas hasta alcanzar los 644 millones de toneladas, cifra que refleja un descenso del 4,8 por ciento respecto a la campaña anterior.

Según ha detallado, las condiciones climáticas adversas han reducido la producción en la UE, Rusia, Ucrania, Kazajstán y Australia, lo que ha provocado un descenso en las previsiones mundiales de este cereal, si bien se trata aún de la "tercera mayor cosecha de la historia".

El comercio de este cereal se reduce en tres millones de toneladas respecto a su previsión de julio y en 10 millones de toneladas en comparación con la campaña 2009/2010, hasta 117 millones de toneladas, mientras que el consumo se eleva dos millones de toneladas frente al mes anterior, hasta 657 millones de toneladas y sube un 1,38 por ciento en relación con la temporada anterior.

Por el contrario, en maíz, el IGC ha elevado la producción en seis millones de toneladas, hasta situarla en 829 millones de toneladas, volumen que representa un 2,4 por ciento más que en 2009/2010, por una mejora de las perspectivas de cosecha en Estados Unidos y África.

También ha incrementado su estimación sobre su comercio mundial en dos millones de toneladas, hasta 90 millones de toneladas, un 4,6 por ciento más que en 2009/2010, mientras que ha aumentado en siete millones de toneladas la previsión de su consumo, hasta 837 millones de toneladas, un dos por ciento más que en la temporada anterior.

En cuanto al cultivo del arroz, sus primeras previsiones apuntan una producción mundial de 456 millones de toneladas, un 3,4 por ciento más que en la temporada anterior, mientras que espera que el consumo aumente en torno a un dos por ciento respecto a 2009/2010, hasta las 450 millones de toneladas, debido a un incremento en África y Asia y a una recuperación en Sudamérica.

Sobre el mercado, el IGC ha recordado que los precios mundiales de los cereales registraron "avances importantes" durante el pasado mes de julio y que continúa la "incertidumbre" sobre las consecuencias de la sequía en la región del Mar Negro, aunque hay "un amplio suministro mundial de granos".

Ha explicado que el anuncio de Rusia de suspender sus exportaciones de cereales hizo aumentar los precios del trigo y la cebada, cotizaciones que posteriormente fueron cediendo en el mercado de futuros, si bien seguía habiendo volatilidad.

En arroz, ha señalado que las inundaciones en Pakistán han disparado los precios del arroz en Asia, ya que los operadores consideran que tendrá impacto sobre el abastecimiento del país y el futuro de sus exportaciones.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *