27 de agosto de 2010 12:43 PM
Imprimir

La eficiencia en fertilización reduce los costos del maíz

Diagnóstico y momento de aplicación definen sus resultados

Durante una reunión de capacitación organizada por la empresa Sursem en Pergamino, Manuel Ferrari, del Inta Pergamino, expuso sobre fertilización del cultivo.Un ítem para poner atención, teniendo en cuenta que puede constituir el 40 por ciento de los costos.Según lo explicó el especialista, a la hora de tomar la decisión de fertilizar lo fundamental es, en primer lugar, hacer un diagnóstico preciso de deficiencias y requerimientos de nutrientes; y luego aplicar el producto apropiado en el momento y localización adecuados. Es en el primer punto donde, generalmente, se falla.En cuanto al momento de aplicación, si bien por cuestiones operativas se han generalizado las fertilizaciones a la siembra, hay que tener en cuenta que en suelos más sueltos pueden registrarse pérdidas de eficiencia por lavado, y en ese caso, una aplicación demorada -en vegetativo avanzado (V6)- puede resultar más favorable.En nitrógeno, por ejemplo, podría realizarse una fertilización de base a la siembra y luego una aplicación tardía en V6; o bien dividir la dosis entre los dos momentos a fin de minimizar riesgos y hacer una "sintonía final".Respecto a la localización del producto, en siembra directa y para evitar pérdidas, Ferrari indicó que "lo ideal es colocarlo por debajo del rastrojo y a pocos centímetros de profundidad".Por otra parte, en aplicaciones al voleo seguidas de varios días sin lluvias, se debe tener en cuenta que las pérdidas por volatilización en términos de rinde pueden ser importantes.Hora de sembrar. En la segunda etapa del encuentro, Gustavo Madonni, especialista en ecofisiología de maíz de Inta y docentes de la Fauba, disertó sobre la determinación y efectos de las distintas fechas de siembra.El período crítico para el cultivo de maíz es la floración y un stress hídrico en este estadio determina las mayores pérdidas de rendimiento. Por eso, a la hora de precisar la fecha de siembra ideal, Madonni recomendó analizar las series diarias de temperatura y precipitaciones de la zona, y en base a ellas, hacer coincidir la floración fuera del período de stress .Tal como expresó el especialista, un atraso en la fecha de siembra acelera el crecimiento vegetativo y acorta el período a floración; no obstante el llenado de grano puede prolongarse. En el caso de siembras adelantadas o tempranas, el período hasta la emergencia se extenderá por arriba de diez días.Ajustar la densidad. Alfredo Cirilo de Inta Pergamino dio detalles de la respuesta del maíz a las variaciones en la densidad de siembra. Un factor de difícil manejo para un cultivo que no tiene capacidad de compensar como sucede con la soja. La estructura del cultivo determina la eficiencia en la captura de luz solar. Si la densidad es excesiva, la captación será menor, no habrá recursos suficientes para cada planta y caerá el rinde. La densidad óptima dependerá, además, de cada ambiente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *