27 de agosto de 2010 14:38 PM
Imprimir

Una empresa semillera decidió restringir la venta de una nueva variedad de soja a un “club” selecto de productores

Se trata de la Don Mario 3810. Sólo se vende a empresarios que en los últimos cuatro años hayan adquirido semilla fiscalizada o reconocido el uso de la tecnología a través de regalías extendidas

La empresa semillera Don Mario decidió comercializar su nueva variedad de soja DM 3810 sólo entre aquellos productores que en los últimos cuatro años hayan adquirido semilla fiscalizada de la firma o bien reconocido el uso de la tecnología a través del sistema de regalía extendida.

“En esta campaña, a la espera de que la situación del marco de protección o reconocimiento a la propiedad intelectual mejore, quisimos beneficiar a los productores que compran semilla fiscalizada y pagan la tecnología a través del uso propio bajo el sistema de regalía extendida, con la posibilidad de acceder de manera preferencial a la compra de la nueva variedad DM 3810”, dijo Manuel Mihura, director de Soja de Don Mario, durante una jornada técnica de soja organizada ayer jueves por la empresa en Pergamino (a la que asistieron más de 2000 personas).

“Este programa de beneficios está orientado a lanzar los productos nuevos en forma preferencial para aquellos clientes que reconocen la propiedad intelectual y apoyan la investigación y desarrollo”, añadió. Se trata de la primera empresa semillera argentina que introduce un programa de tales características orientado a premiar a los productores que aceptan pagar voluntariamente regalías en semillas sin ampararse en el concepto de “uso propio” vigente desde 1973 en la Ley de Semillas ( N° 20.247)

En la empresa indican que el “club” de productores que este año pudo acceder al uso de la variedad DM 3810 está integrado por unos 1800 empresarios. El resto podrá acceder al nuevo cultivar en los próximos años.

“Claramente este mecanismo de beneficios dirigidos para los lanzamientos de nuevos productos y nuevas tecnologías en semillas busca fortalecer el círculo virtuoso de los que apoyan la investigación y el desarrollo”, remarcó Mihua.

A los clientes del “club” la empresa les envió una carta para comunicarles que tenían a su disposición la compra de la nueva variedad. “Los productores que reconocen el valor del desarrollo tecnológico nos venían reclamando algún mecanismo de reconocimiento de nuestra parte y con esto lo logramos”, explicó el gerente de Ventas de Don Mario Obdulio San Martín.

La nueva variedad DM 3810, según indicó Federico Rizzo, gerente de Desarrollo de Don Mario, “representa un hito por su resistencia a mancha ojo de rana y su rinde 10% superior respecto de la DM 3700”. El material además se presenta como resistente a Phytopthora y Nemátode de la Agalla.

Datos provenientes de la red de evaluación propia de Don Mario, a partir de 30 ensayos con tres repeticiones realizados en los dos últimos años (los cuales se concentraron fundamentalmente en la regiones núcleo pampeana y oeste bonaerense), arrojaron un rinde promedio de 4239 kg/ha para el cultivar DM 3810 versus 3776 kg/ha para DM 3700 (que es susceptible a mancha de ojo de rana). “No es usual ver este tipo de saltos genéticos”, apuntó Rizzo.

Por su parte, datos de la campaña 2009/10 de los ensayos realizados por la red de evaluación del INTA Oliveros colocaron a DM 3810 en el tope de la lista con un rinde promedio de 4408 kg/ha sobre un promedio general de todos los materiales evaluados de 4057 kg/ha. La red de evaluación 2009/10 de los grupos CREA de la región Sur de Santa Fe también ubicó a DM 3810 en la cima del ranking con un rendimiento promedio de 5006 kg/ha contra un promedio general de 4392 kg/ha. Lo mismo ocurrió con la red de evaluación CREA del Norte de Buenos Aires: 4836 kg/ha versus un promedio general de 4441 kg/ha (en los tres casos de trata de ensayos de soja de primera).

Por otra parte, en la jornada técnica organizada por Don Mario en Pergamino el titular de la empresa, Gerardo Bartolomé, entregó al empresario agrícola Rogelio Fogante (pionero del uso de la siembra directa en el país) el “Premio Don Mario a la Excelencia en el Manejo del Cultivo de Soja”. El productor, al recibir la distinción (ver foto) dijo que “las dos grandes cuestiones que van a seguir teniendo un peso decisivo en la agricultura son la genética y el manejo por ambiente” y agregó que “el beneficio genético generado en autógamas (como soja y trigo) no está realmente reconocido por nosotros los productores y la tarea que realizan empresas como Don Mario es algo patriótico”. 

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *